«Los soldados del hijo azul»: la aventura de cuatro hermanos envueltos en una guerra por alcanzar la verdad

0
1813

La nueva obra de Sergi Arroyo atraerá a todos aquellos lectores a los que les apasione el misterio

ViveLibro – El amor de Sergi Arroyo por la literatura ha estado siempre presente: de aeropuerto en aeropuerto, el escritor iba esbozando en servilletas de papel lo que sería posteriormente su primera obra, “La piel del príncipe”. Ahora, con una trayectoria literaria más experimentada y tras su especialización como coaching, saca a la venta su segundo trabajo: “Soldados del Hijo Azul”, publicado por la editorial viveLibro. Entre sus líneas se materializa la imaginación de quien ha pasado parte de su vida entre rincones del mundo. En él, los hermanos Davenport sacan todas sus armas para resolver el enigma tras el del colapso de 27 aviones que han dejado 6000 muertos de 60 nacionalidades diferentes. Un misterio que llevará a los hermanos a competir para ser el primero en conseguir resolver el misterio. Una lucha de poder, creatividad e imaginación que no dejará indiferente a quien se sumerja entre sus páginas.

SINOPSIS
31 de diciembre de 2019. Veintisiete aviones se estrellan por todo el mundo dejando un devastador reguero de 6000 muertos de 60 nacionalidades. Bardo Balsani, un pintor pluriempleado de Nueva York, lanza un tuit preguntándose si habrá también un 600 que enlace esas dos cifras conformando un enigmático y nada casual trío de seises. Durante esa Nochevieja, una potente y angustiosa voz lanza una pregunta que se puede escuchar en todos los rincones de la Tierra: «¿Dónde está mi niña rubia?». Solo los célebres hermanos Davenport sabrán que va dirigida a ellos. El más ambiguo de los cuatro, el siempre bello David Davenport, controla las artes y las ciencias. Virginia, la más fría y calculadora, tiene en su mano el arma más poderosa de todas: el dinero. Sofía, la hermana más sensual, es quien controla los placeres y el lujo. Boris, por su parte, dirige la fuerza de todos los ejércitos. La pregunta no es más que el pistoletazo que inicia una competición entre los hermanos que deberá tener solo un claro ganador. Inspirado por el tuit que publicó el pintor, David Davenport recurrirá a la creatividad de Bardo para demostrar que la imaginación puede ser nuestra herramienta más útil y preciada y, por supuesto, que puede estar por encima del dinero, del placer y de la fuerza si no se tiene miedo a seguir ensanchándola. Sus tres hermanos no piensan como él y harán todo lo posible por evitar que David pueda resolver antes que ellos el enigma que plantea la pregunta. Nadie, salvo los cuatro hermanos, conoce lo que le espera a quien sea capaz de contestarla correctamente.