Llega el penúltimo capítulo de la serie de la HBO, Juego de Tronos

Daenerys no sale de su cuarto y parece que ya todos conocen el secreto a voces: Jon Nieve es el verdadero herdero al Trono de Hierro. Finalmente apresan a Lord Varys y muere a fuego (literalmente). Por ahora estamos ante un capítulo bastante intimista, lejos de la acción que esperamos para el esperadísimo final de Juego de Tronos.

Daenerys ordena el ataque, muera quien muera, mientras Tyrion implora clemencia para con las gentes de Desembarco del Rey. Jaime es apresado también, lo pillaron mientras escapaba. Ambos planean la huída y salvar al pueblo antes de que el asedio se convierta en un río de sangre.

Todo está listo y, a la mañana siguiente, la batalla se acerca. Arya va directa a por Cersey, que aún se mantiene agazapada (parece que a esta chica la odiamos todos y sería una verdadera sorpresa qe sobreviviera). Y el asesio empieza espectacular, con Drogon haciendo de las suyas una de las mejores y más esperadas secuancias dfe la serie. Vamos que el animalito termina con todos y los Inmaculados sólo esperan la espectacular aparición del dragón de fuego, que termina con todo lo se pone a su paso. Los ejércitos de Danerys arrasan con todo lo que se pone a su paso.

Dice Cersey que la Fortaleza Ropja nunca ha caído pero… la cosa pinta mal para la Lannister. Y ojo que la Guardia Dorada también se rinde. Desembarco del Rey ha caído y sólo quedala Reina en su fortaleza, que no parece tener defensa alguna. Suenan las campanas (el pueblo ha sido tomado y se rinden finalmente, pero Cersey no parece muy convencida). Entonces Daenetrys nos soprende y arrasa con el pueblo sin piedad. Se acabó la Reina misericorde y Jon Nieve quiere poner orden ante la crueldad de Daneerys (ojo, algunos lo esperábamos ya). Parece que la fiereza de la Reina de Dragones no sienta bien y Jon piensa ocupar el trono que le pertenece por herencia.

Jaime Lannister parece morir sin poder alcanzar el barco que le sacaría de allí. Cersey parece rendirse (al fin) a la evidencia. Sandor va a por la Reina y deja que Arya salve la vida. ¿Lucha entre hermanos? Sandor y sir Gregor (que tiene cara de feo de verdad) luchan finalmente. Nada bueno va a salir de ahí. Jaime y Cersey se reencuentran.

Daenerys hace honor a su cruel apellido pasa por fuego a la ciudad y a sus gentes. Esta siendo uno de los mejores capítulos de la serie (si no el mejor): montajes paralelos, historias cortadas…. Éste sí nmos gusta. El final de la pelea entre hermanitos del corazón, para recordar.

El dragón ha terminado él solito con la ciudad entera (menos mal que no eran tres). Eso sí, no sabemos si quedará trono en el que sentarse, porque ha sido un arrase total. La señorita Daenerys se ha pasado un poco (mucho). Mueren Cersey y Jaime Lannister sepultados en la Fortaleza Roja. Atya no he terminado muy bien, pero parece que está viva y contempla el brutal estropicio de hombres, mujeres y niños sometidos a la crueldad.

Era lo prometido, la gran batalla final en una temporada que nos había dejado un poco con ganas de más, pero que ha concentrado su clímax en este capítulo que ha merecido la pena, aunque no quede mucho sobre lo que reinar.

Espectacular. El mejor capítulo de toda la serie sin duda.

Puntuación
Drama
90 %
Batalla
100 %
Martin Cid es novelista y autor de diversos libros que incluyen novelas, ensayos y relatos. Entre ellos encontramos: Editor de este medio. Fumador, bebedor y persona de mal vivir.