La sonda espacial Parker Solar ha completado con éxito su segundo acercamiento al Sol, llamado perihelio, y ahora está entrando en la fase de salida de su segunda órbita solar. A las 22:40 GMT del 4 de Abril de 2019, la nave espacial pasó a menos de 15 millones de millas de nuestra estrella, completando su registro de distancia como la nave espacial más cercana al Sol. Parker Solar viajaba a 343.000 kilómetros por hora durante este perihelio.

El equipo de la misión Parker Solar en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins, o APL, en Laurel, Maryland, programó un contacto con la nave a través de la Red del Espacio Profundo durante cuatro horas alrededor del perihelio y supervisó la salud de la nave a través de esta parte crítica del encuentro. La sonda solar envió el estado de baliza «A» a lo largo de su segundo perihelio, lo que indica que la nave está funcionando bien y todos los instrumentos están recopilando datos científicos.

«La nave espacial funciona como fue diseñada, y fue genial poder rastrearla durante todo este perihelio», dijo Nickalaus Pinkine, gerente de operaciones de la misión Parker Solar en APL. «Estamos ansiosos por obtener los datos científicos de este encuentro en las próximas semanas para que los equipos científicos puedan continuar explorando los misterios de la corona y el Sol».

Parker Solar comenzó este encuentro solar el 30 de Marzo, y concluirá el 10 de Abril. La fase de encuentro solar se define aproximadamente cuando la nave espacial se encuentra a 0.25 UA (o 23.250.000 millas) del Sol. Una UA, o unidad astronómica, es de aproximadamente 93 millones de millas, la distancia promedio del Sol a la Tierra.