El Viento Galáctico Aporta Pistas Sobre la Evolución de las Galaxias

0
954
En esta imagen se pueden observar las líneas del campo magnético de la Galaxia del Cigarro (también llamada M82). Las líneas siguen los flujos bipolares (rojo) generados por ritmos excepcionalmente altos de formación de estrellas. Crédito de la imagen: NASA/SOFIA/E. Lopez-Rodiguez; NASA/Spitzer/J. Moustakas et al
En esta imagen se pueden observar las líneas del campo magnético de la Galaxia del Cigarro (también llamada M82). Las líneas siguen los
flujos bipolares (rojo) generados por ritmos excepcionalmente altos de formación de estrellas. Crédito de la imagen: NASA/SOFIA/E. Lopez-Rodiguez;
NASA/Spitzer/J. Moustakas et al

La Galaxia del Cigarro (M82) es famosa por su extraordinaria velocidad creando estrellas nuevas, que nacen 10 veces más rápido que en la Vía Láctea. Ahora, datos de SOFIA (Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja) han permitido estudiar con mayor detalle esta galaxia, revelando cómo el material que influye en la evolución de las galaxias puede llegar al espacio intergaláctico.

Los investigadores han descubierto, por primera vez, que el viento galáctico que fluye desde el centro de la Galaxia del Cigarro (M82) está alineado con un campo magnético y transporta una gran masa de gas y de polvo, el equivalente entre 50 y 60 millones de soles.

Además de ser un ejemplo clásico de una galaxia estelar, lo que significa que está formando un número extraordinario de nuevas estrellas en comparación con la mayoría de las demás galaxias, M82 también tiene fuertes vientos que transportan gas y polvo al espacio intergaláctico. Los astrónomos han teorizado durante mucho tiempo que estos vientos también arrastrarían el campo magnético de la galaxia en la misma dirección, pero a pesar de numerosos estudios, no ha habido ninguna prueba de observación del concepto.

Los investigadores que utilizaron el observatorio aerotransportado SOFIA descubrieron definitivamente que el viento de la Galaxia del Cigarro no solo transporta una gran cantidad de gas y polvo al medio intergaláctico, sino que también arrastra el campo magnético, perpendicularmente al disco galáctico.

Estas observaciones indican que los potentes vientos asociados a la intensa formación de estrellas podrían ser uno de los mecanismos responsables de arrojar material e inyectar el campo magnético al medio intergaláctico cercano. Si procesos similares tuvieron lugar en el Universo temprano, habrían afectado a la evolución fundamental de las primeras galaxias.