Capítulo 15 de Love, Death & Robots. Esta vez con… ¡T-Rex!

Mezclando imagen real (esperemos) y animación, Le Edad de Hielo nos cuenta la historia de una simpática pareja que descubre toda una civilización en la nevera de su casa (teniendo en cuenta como está la mía, creo que debería investigar). Como el tiempo, dicen, puede ser distinto en circunstancias distintas, dentro del congelador los pequeños amiguitos evolucionan mucho más rápidamente, así que en pocas horas ya han superado varias edades de la civilización y por la mañana…

Bueno, lo primero, el creador se ha dado el gusto, gustazo de poner a un T-Rex y le ha salido de cine. Un mayúsculo… ¡porque yo lo valgo! El capítulo es un divertimento y un elegante chiste a la historia de la humanidad y su evolución… con nuestro cada vez más dudoso final. No nos dice mucho más allá de sus efectos y la coña cuántica de una sociedad que evoluciona hasta implosionar en sí misma.

Tiene su gracia, su coña, su aquel.

De todas maneras, se nos hace un poco larga la presentación de los personajes (que no tienen ninguna historia) y la diferencia con el tiempo que transcurre en la nevera. Sí, era el efecto que buscaban pero en éste hemos echado de menos la animación que, al fin y al cabo, es lo que estamos buscando lo que aquí estamos.

Trailer Love, Death & Robots

Puntuación
Animación
75 %
Historia
65 %
Martin Cid es novelista y autor de diversos libros que incluyen novelas, ensayos y relatos. Entre ellos encontramos: Editor de este medio. Fumador, bebedor y persona de mal vivir.