José Luis Domínguez publica un irreverente ensayo: ‘Libertad total: El Sistema que Necesitamos’

0
1550

El autor mexicano saca a la luz este tratado político-filosófico que aboga por la abolición de todo tipo de esclavitud

Según la tesis de José Luis Domínguez, todo el mundo puede ser un agente del cambio. ¿Pero qué cambio es ese y para qué sería necesario llevarlo a cabo? El objetivo sería llegar a alcanzar una sociedad conformada por personas completamente libres, según él, pero libres en su totalidad. Y es que el autor defiende la idea de que existe algo que reprime la voluntad individual y convierte al ser humano en una mera marioneta: el Estado y la perpetuación de su absoluto poder sobre el ciudadano.

Libertad total: el sistema que necesitamos se trata de una amplia disertación sobre la condición humana y el rol de la ciudadanía dentro de un sistema cerrado y liderado por las instituciones de los distintos gobiernos. Con estructura de manual y siguiendo las claves de la mayéutica platónica, el autor propone un análisis certero y profundo de la realidad para desarrollar una mente crítica, el primer paso para saberse libre. “No tengo las palabras suficientes para expresar lo extremadamente importante que es tener una mente sumamente crítica, de lo contrario no tienes idea de lo que la gente es capaz de creer y de hacer”, comenta a este respecto.

La desilusión con la política global y todo lo que de ella deriva, como sistemas económicos restrictivos y dogmas represivos, lo impulsaron a atajar la raíz de un problema que rápidamente se le antojó evidente: “El gran problema que tenemos con la política es que no existe, nunca existió (…) Debido a que la gente no reta nada no se sienta a racionalizar detenidamente lo que es la política y a cuestionarla, pero si lo hiciera llegaría a la sabia conclusión de que la política no es nada más que la ilusión de ideologías que se oponen y que no nos dejan progresar”, dice.

Pero Libertad total no se trata únicamente de una crítica al sistema, sino que perfila las claves para llegar a esa Edad Dorada donde la gente pueda vivir en completa libertad siguiendo las sencillas pautas del pacto de no agresión y de respeto al prójimo. Así, el lector encontrará interesantes análisis sobre el liberalismo económico actual y los procesos de control de masas que se implementan en las sociedades actuales, donde el sistema y programas educacionales tienen una posición predominante. En contrapartida, propone también sus soluciones a estos dilemas de índole universal.

Libertad total podría enmarcarse así dentro de la corriente libertaria de pensamiento, si bien el mismo autor ha querido desmarcarse de cualquier ideología y defender su libro como un pensamiento en sí mismo, libre incluso de la definición de libertad. José Luis Domínguez ya aplica estas lecciones en su vida, y está convencido de que cada persona puede deshacerse del control mental que la estructura política global ha hecho crecer en ella.

Este libro llama a emprender el camino de una revolución personal, lo que puede alcanzar un enorme poder tras la unión de un mayor número de personas. Así, puede definirse como una lectura imprescindible para aquellos inconformistas que viven con la esperanza de un mundo mejor, si bien el público objetivo de este ensayo no podía ser más amplio: la humanidad.