1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (144 votos, promedio: 3,95 de 5)
Cargando…

Hoy quiero comentar una noticia encontrada en un medio importante español, que bien se podría extender al resto del planeta y reflexionar sobre las recientes acusaciones a gente del cine y demás.

La noticia en cuestión se titula Por fin, el emoji para burlarse de los hombres que estabas esperando. La cosa, que podría ser cómica -y conste que me encanta la comedia- se vuelve algo turbia cuando la ponemos en contexto. Llegué a ella leyendo un periódico -muy de izquierdas- español que apoya movimientos tipo MeToo y demás y que criminaliza, sin juicio previo, cualquier acusación emitida públicamente y elevan el puño porque, según parecen decir, basta con acusar para que la acusación sea cierta, y basándose en que cierto grupo de población -ya sabemos todos a quiénes me refiero- no tienen capacidad humana para… mentir.

Aunque no sea muy demócrata, tengo que decir que si se juega al fútbol, no puedes coger el balón con la mano ni pegar al árbitro, porque el juego no es así y si no nos ceñimos a unas reglas, pues no hay partido, ni Messi ni nada. Total, que estamos jugando a algo que se llama democracia y en la mayoría de países civilizados están regidos por el Estado de Derecho que, dice (me siento hasta ridículo diciéndolo), que hay que acatar las leyes. Venga, vale… a no ser que seamos muy anarquistas (y ojito que me tira el tema), estamos de acuerdo que sin leyes no nos entendemos y que un mínimo razonable de leyes hay que cumplir, porque de no ser así la cosa iría mala, malita y nadie se entendería. Total, que designamos unos tribunales que tienen que juzgar si algo está bien o está mal. Vale, estamos de acuerdo y también qe la democracia se basa en la separación de poderes (ejem, ejem… mejor esto no lo comentamos) y que si no la cosa no funciona.

A lo que voy: vale que te acusen de lo que sea, pero criminalizar a un acusado antes de ser designado culpable me parece una falla total del sistema. Y ojito, que tampoco estoy de acuerdo con los superpoderes de cierto organismo en cierto país de las barras y estrellas amparándose en una ley que permite congelar cuentas o enchironar sin ser siquiera acusado de nada. Primero, con mi perdón, que lo demuestren y luego… vale, a la trena, al talego o a la silla eléctrica en algunos estados (siento la broma, estoy totalmente en contra de esto). Pero primero… habrá que demostrar, digo yo, que esta persona es culpable o no.

Pues no, ahora mismo los medios se erigen en jueces y el hecho de que exista una acusación (si son graves, lo reconozco) no implica que esa persona sea culpable y no deberían tomarse acciones contra ella hasta que se demuestre (ante los tribunales) que esa persona es culpable. Pues no, al señor Woody Allen le han arruinado la carrera por unas acusaciones que aún no han sido probadas y Amazon le ha retirado su última película y no la va a exhibir porque está acusado de algo. Vale, insisto: aún no probado y el tipo puede que sea Gilles de Rais pero aún no ha dicho la Santa Inquisición que se haya comido a nadie.

A Bryan Singer le han retirado la nominación a los BAFTA porque ha sido acusado de lo mismo y la lista es interminable. Total… que los están acusando a todos (a Cristiano Ronaldo también, y no me parece que el chico necesite ir por ahí obligando a las chicas a hacerse selfies con él). El único que se ha librado es Morgan Freeman, que ya la cosa tenía guasa, y las susodichas retiraron la acusación rápidamente o dijeron, incluso, que no sabían nada de ese señor.

Y es que esto de acusar y luego apartar la mano… no sé yo dónde nos va a llevar (y nos está llevando).

Señoritas, señoras, damas y caballeros: esto que está sucediendo es una aberración legal.

Es mi opinión y puede que no estén de acuerdo y hasta puede que esto me salga caro, pero tenía que decirlo y dejar constancia.

Supongo que será el licor y las luces de esta habitación, el champagne… o la edad, pero yo aprendí en el cine que un hombre (o mujer, eh) es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

Pues eso.

Que esto me supera.

Martin Cid es novelista y autor de diversos libros que incluyen novelas, ensayos y relatos. Entre ellos encontramos: Editor de este medio. Fumador, bebedor y persona de mal vivir.
Por favor Entrar para comentar
avatar
5 Comenta en los hilos
2 Respuestas al hilo
6 Seguidores
 
Comentarios con más reacciones
Comentarios más 'calientes'
6 Autores de comentarios
Luis MarinMaria WolfeDavid PrietoMartin CidVerónica López Autores de comentarios recientes
  Subscripción  
más nuevo más antiguo más votado
Notificación de
Isabel Perez
Autor
Isabel Perez

señor martin, le van a crujir

Verónica López
Autor

en el fondo, lleva razon. no todas pensamos igual

David Prieto
Autor

la espiral del silencio. y me callo

Maria Wolfe
Autor

hoy en dia la democracia consiste mas en criminalizar que en otra cosa

Luis Marin
Miembro
Luis Marin

la ley esta para que nos entamos, no para que este por encima de los individuos. no estoy de acuerdo con nada de lo que dices. me parece un desatino