Steemit es una nueva red social con un nuevo concepto que se basa en el pago por contenido de calidad a través de su propia criptomoneda, el Steem

Hoy vamos a ver una nueva red social que amenaza con revolucionar el mercado y es que, por una vez, paga a sus usuarios por introducir contenido de calidad. Vamos a ver algunos de los puntos básicos de la red social, comenzando por la pregunta que todos nos hacemos:

¿Paga Steemit por publicar?

Sí, parece que sí que paga, pero siempre a través de su criptomoneda (y ya sabemos, luego hay que convertirlas a dólares, pero en esta vida todo se puede hacer.

¿Es gratis apuntarse?

En teoría sí. Ahora bien, si tienes urgencias económicas, estamos fastidiados porque tardan de una a dos semanas en aprobar el ingreso (eso sí, si pagas te lo hacen al momento). (Sí, qué desesperados estamos por tomarnos un whisky).

¿Cuánto pagan?

Ni idea, chavales, pero me temo que la cosa va a ser miserable teniendo en cuenta este asunto infinitesimal de las criptomonedas. Eso sí, tenemos un problemilla con el español, que ahora explicaremos.

Y si mi lengua es la de Cervantes, ¿qué pasa?

Que te apuntes a una academia de inglés, porque aquí la grandísima mayoría de los artículos están en inglés o en idiomas asiáticos que no entiendo, así que con el español -por ahora- no creo que obtengas muchos ingresos por la siguiente razón.

¿Y cómo se pondera cuánto te pagan?

Pues por los Likes. Si generas comentarios, likes… movidilla… pues para arriba y más te pagan. El tema es obtener un tema viral y así obtener beneficios. Eso sí, no creemos que te de para comprarte el yate (con rubia despampanante incluida) con el que sueñas. Para un paquete de cigarrillos…

¿Pero no te pagan un mínimo?

¡Y dale con el dinero! Venga, te explico. Las criptomonedas funcionan por un sistema de comas. Dícese, que no tienen un mínimo como los centavos. Es decir, que se pueden dividir los centavos incluso en centavos de centavos y de ahí… al infinito y más allá como diría el muñeco ese, por lo que dependiendo del eco (que sería el equivalente a la publicidad que ellos ingresan por artículo) te pueden pagar 0,000 (y muchos ceros más allá) de centavos de dólar. Como es obvio, no te van a dar el total de los ingresos y no van a perder pasta. Ellos ponen os medios, y tú te llevas lo que puedas generar salvo los beneficios que calcule la plataforma. Eso sí, si consigues un viral, igual te llevas para pagarte una botellita de whisky (no sé si del bueno, que para eso está Wall Street).

¿Y por qué tanta expectación?

Pues porque el sistema es novedoso y podría llamar a otras redes sociales a seguir su ejemplo (el mismísimo Facebook está desarrollando su propia criptomoneda).

Vamos, que con esto no me hago rico, ¿no?

Es posible que no, pero… ¿y si suena la flauta y posteas una cosa que te de un millón de visitas?

Pero si tuviese millones de visitas… ¿no sería mejor que lo publicase en mi propio blog?

Chaval, que nos estamos pasando de listos. Este mundo no está hecho para pensar, así que… Bien, ellos tienen el interés de los usuarios y, por ahora, tú con tu blog ‘no te comes un torrao’. Quiero decir: que no vas a llegar al millón de visitas ni… (aquí se me ocurren varias sandeces que no debería escribir). Ahora bien (y va la contra), como aquí todo el mundo irá a lo suyo (ganar $$$$), va a ser difícil que obtengas muchos likes.

 

Y eso es todo amigos. Mi recomendación sigue siendo que le pidáis dinero a papá, que es bueno y simpático y, al menos, para engendraros el chico pasó un buen rato.

Eso sí, el modelo puede dar mucho que hablar, sobre todo para redes sociales que ya cuentan con millones de usuarios.

Sean buenos.

Martin Cid es novelista y autor de diversos libros que incluyen novelas, ensayos y relatos. Entre ellos encontramos: Editor de este medio. Fumador, bebedor y persona de mal vivir.