Desde el advenimiento de Android, cada vez es más frecuente el fenómeno del Crapware, programas preinstalados en los smartphones que el usuario no quiere

El Crapware se refiere a todo aquel software no deseado que, sin pedirlo, viene preinstaldo en el dispositivo. En muchos de los casos, no se puede desinstalar de una manera convencional (luego veremos cómo hacerlo) y supone una pérdida de memoria y funcionalidades bastante grande para el usuario.

¿Por qué lo hacen?

La respuesta es bastante sencilla y brutal: por dinero. Empresas cuyos nombres no queremos citar pagan a los fabricantes por incluir de fábrica sus apps, y así generar muchísimos más usuarios.  En teoría, el precio del móvil debería ser menor, aunque ya saben cómo son estas cosas.

¿Se pueden desinstalar?

En principio, no. Eso sí, a partir de la versión 4.0 de Android, el sistema de Google permite desactivar la aplicación para que no siga consumiendo memoria y ralentizando el teléfono. Para desinstalarlas hay que saber un poco más, y realizar el rooteado del dispositivo.

Eso sí: cuidadín, que estos programas podrían ser vitales para el funcionamiento del móvil, y si te los cargas, te podrías cargar el móvil o que no funcione correctamente. Imagínate que conoces a una chica espectacular, que se quiere hacer un selfie contigo y que la cámara deja de funcionar. Trágico, ¿no os parece? Y explicando que lo habéis rooteado, vais a quedar como unos frikis y la relación no va a ir a ningún sitio (palabrita del Niño Jesús).

¿En qué consiste rootear un móvil?

Es proporcionar acceso root (administrador) al usuario, de tal manera que el usuario pueda acceder libremente al dispositivo y hacer lo que le de la gana como… borrar el Crapware.

¿Cómo rooteo el móvil?

Cuidadín, cuidadín. Lo primero, te puedes cargar la información (en la mayoría de los casos es un requisito) y luego, una vez rooteado, el sistema operativo si borras lo que no debes. Tener acceso de administrador es bastante peligroso si no sabes lo que estás haciendo.

Dependiendo del Smartphone, hay que hacer algo distinto, pero la mayoría de las veces hay que usar un programa disponible en Windows que te lo hace, reescribiendo zonas del teléfono y permitiendo el acceso root.

Otras veces, con el solo uso de una aplicación nos podría bastar. Eso sí, yo siempre he tenido que usar el programa y cargarme toda la información básica como selfies en el baño, mi lista a Papa Noel, etc.

 

Pues eso es todo amigos. Mucha suerte con vuestros carísimos móviles. Decir que esto del Crapware sólo suele pasar en los Android, porque en los otros de otras marcas… los programas que vienen los marca la empresa fabricante y no se considera Crapware. Eso sí: tampoco se pueden quitar, no puedes rootear el móvil y ahí que te jo… como Herodes.

Sean buenos.

Video: Virtual Machine full of Crapware!

Me encargo de las secciones de Tecnología y Ciencia (que casualmente son las más desatendidas).

2 COMENTARIOS

Deja un comentario