Primeras Imágenes Detalladas en Color de Ultima Thule

942
La primera imagen en color de Ultima Thule, tomada a una distancia de 137.000 kilómetros el 1 de enero de 2019 a las 4:08 GMT, resalta su superficie rojiza. A la izquierda hay una imagen en color mejorada tomada por la Cámara de Imagen Multiespectral Visible (MVIC), producida mediante la combinación de los canales infrarrojo cercano, rojo y azul. La imagen central tomada por el generador de imágenes de reconocimiento de largo alcance (LORRI) tiene una resolución espacial más alta que el MVIC en aproximadamente un factor de cinco. A la derecha, el color se ha superpuesto en la imagen de LORRI para mostrar la uniformidad de color de los lóbulos de Ultima y Thule. Créditos: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute
La primera imagen en color de Ultima Thule, tomada a una distancia de 137.000 kilómetros el 1 de enero de 2019 a las 4:08 GMT,
resalta su superficie rojiza. A la izquierda hay una imagen en color mejorada tomada por la Cámara de Imagen Multiespectral Visible (MVIC),
producida mediante la combinación de los canales infrarrojo cercano, rojo y azul. La imagen central tomada por el generador de imágenes
de reconocimiento de largo alcance (LORRI) tiene una resolución espacial más alta que el MVIC en aproximadamente un factor de cinco.
A la derecha, el color se ha superpuesto en la imagen de LORRI para mostrar la uniformidad de color de los lóbulos de Ultima y Thule.
Créditos: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

Los científicos de la misión New Horizons de la NASA han publicado las primeras imágenes detalladas del objeto más distante jamás explorado: el objeto del Cinturón de Kuiper, apodado Ultima Thule. Su aspecto notable, a diferencia de lo que hemos visto antes, ilumina los procesos que construyeron los planetas hace cuatro mil quinientos millones de años.

“Este sobrevuelo es un logro histórico”, dijo el investigador principal de New Horizons, Alan Stern, del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado. “Nunca antes ninguna nave espacial ha rastreado un cuerpo tan pequeño a una velocidad tan alta en el abismo del espacio. New Horizons ha establecido una nueva barrera para la navegación de naves de última generación”.

Las nuevas imágenes, tomadas desde unos 27.000 kilómetros de aproximación, revelaron a Ultima Thule como un “binario de contacto”, que consiste en dos esferas conectadas. De extremo a extremo, el mundo mide 31 kilómetros de longitud. El equipo ha apodado la esfera más grande “Ultima” (19 kilómetros de diámetro) y la esfera más pequeña “Thule” (14 kilómetros de diámetro).

El equipo dice que las dos esferas probablemente se unieron formando un objeto con una forma similar a la de “un muñeco de nieve”, formándose a partir de la fusión de una nube giratoria de pequeños cuerpos helados. Los dos cuerpos independientes fueron acercándose con el paso del tiempo con un lento movimiento en espiral hasta que se tocaron y formaron el cuerpo de dos lóbulos que es ahora.

“New Horizons es como una máquina del tiempo, que nos lleva de regreso al nacimiento del Sistema Solar. Estamos viendo una representación física del inicio de la formación planetaria, congelada en el tiempo”, dijo Jeff Moore, líder del equipo de Geología de New Horizons. “Estudiar Ultima Thule nos ayuda a comprender cómo se forman los planetas, tanto en nuestro propio Sistema Solar como en los que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia”.

Los datos del sobrevuelo del Día de Año Nuevo continuarán llegando en las próximas semanas y meses, incluso con imágenes de mayor resolución.

“En los próximos meses, New Horizons transmitirá docenas de conjuntos de datos a la Tierra, y escribiremos nuevos capítulos en la historia de Ultima Thule y el Sistema Solar”, dijo Helene Winters, Gerente del Proyecto New Horizons.