1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

09.11.18.- Después de un viaje de 24 horas desde Bremen (Alemania), con paradas en Hamburgo y Portsmouth (Estados Unidos), el Módulo de Servicio Europeo llegó el pasado martes al Centro Espacial Kennedy en Florida.

Este primer módulo de servicio es un componente clave que llevará a Orion alrededor de la Luna durante la Misión de Exploración 1. Efectuará los encendidos de gran potencia necesarios para entrar y salir de la órbita lunar, así como otros de potencia menor para facilitar las maniobras y la corrección de trayectorias.

Tras años de diseño, construcción y pruebas en Europa, el motor que propulsará la nave Orion de la NASA hasta la Luna pronto se unirá al resto de la nave para después someterse a las pruebas finales previas al lanzamiento.

El Módulo de Servicio Europeo es un verdadero esfuerzo colaborativo europeo. Los componentes primarios se han construido e integrado en Italia y Alemania, mientras que varios países europeos han suministrado otros componentes menores, incluidos los paneles solares, procedentes de los Países Bajos.

La cooperación de la ESA con la NASA hace que este empeño europeo adquiera un alcance realmente global. Por vez primera, la NASA empleará un sistema construido en Europa como elemento crítico para alimentar una nave estadounidense, extendiendo así la cooperación internacional de la Estación Espacial Internacional al espacio profundo.

La confianza en el saber hacer europeo se basa en el éxito del Vehículo Automatizado de Transferencia (ATV), que ha llevado suministros con total fiabilidad a la Estación Espacial.

El legado de ATV en cuanto a ingeniería y operaciones ha sido crucial a la hora de desarrollar el Módulo de Servicio Europeo, como demuestra el hardware probado en vuelo, que incluye los propulsores auxiliares y los tanques de presurización.

Los siguientes pasos para el Módulo de Servicio Europeo son su descarga y desembalaje. A continuación se comprobará la integridad de la unidad tras el vuelo transatlántico y se descargará en el edificio de Operaciones y Salida (O&C) del Centro Espacial Kennedy.

Algunos de los componentes del Módulo de Servicio Europeo ya se habían enviado por mar en dos contenedores y estaban esperando la llegada del envío por aire. Estos incluyen las cubiertas de las toberas, el escudo térmico y las capas de aislamiento, entre otros. Los paneles solares llegarán en febrero de 2019.

Una vez en el O&C, el Módulo de Servicio Europeo se integrará en el Adaptador del Módulo de Tripulación (CMA) para conformar el Módulo de Servicio de Orion. Este proceso llevará tiempo, ya que todos los conductos de líquidos y gas deben soldarse y hay que conectar todo el cableado eléctrico. A continuación, el módulo de tripulación se unirá al módulo de servicio y la nave totalmente integrada se transferirá a la estación Plum Brook del Centro de Investigación Glenn de la NASA, en Ohio, para una campaña de pruebas de 60 días. El conjunto de la nave se someterá a unas intensas condiciones de lanzamiento en la cámara de vacío más grande del mundo.

Una completada la campaña, la nave regresará al Centro Espacial Kennedy, donde estará esperándola el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), y se preparará para su primera misión: una misión de órbita lunar sin tripulación, que permitirá demostrar las capacidades de la nave.

Ya se está trabajando en el segundo Módulo de Servicio Europeo, que proporcionará control de temperatura, aire y agua para los astronautas que volarán en la Misión de Exploración 2 de Orion.

La ESA está inmensamente orgullosa de su papel crucial en el regreso de la humanidad a la Luna, gracias al intenso trabajo y a la determinación de los numerosos equipos comprometidos para que el Módulo de Servicio Europeo se sume a este nuevo paso de vuelta a la Luna.

09.11.18.- Después de un viaje de 24 horas desde Bremen (Alemania), con paradas en Hamburgo y Portsmouth (Estados Unidos), el Módulo de Servicio Europeo llegó el pasado martes al Centro Espacial Kennedy en Florida.

Este primer módulo de servicio es un componente clave que llevará a Orion alrededor de la Luna durante la Misión de Exploración 1. Efectuará los encendidos de gran potencia necesarios para entrar y salir de la órbita lunar, así como otros de potencia menor para facilitar las maniobras y la corrección de trayectorias.

Tras años de diseño, construcción y pruebas en Europa, el motor que propulsará la nave Orion de la NASA hasta la Luna pronto se unirá al resto de la nave para después someterse a las pruebas finales previas al lanzamiento.

El Módulo de Servicio Europeo es un verdadero esfuerzo colaborativo europeo. Los componentes primarios se han construido e integrado en Italia y Alemania, mientras que varios países europeos han suministrado otros componentes menores, incluidos los paneles solares, procedentes de los Países Bajos.

La cooperación de la ESA con la NASA hace que este empeño europeo adquiera un alcance realmente global. Por vez primera, la NASA empleará un sistema construido en Europa como elemento crítico para alimentar una nave estadounidense, extendiendo así la cooperación internacional de la Estación Espacial Internacional al espacio profundo.

La confianza en el saber hacer europeo se basa en el éxito del Vehículo Automatizado de Transferencia (ATV), que ha llevado suministros con total fiabilidad a la Estación Espacial.

El legado de ATV en cuanto a ingeniería y operaciones ha sido crucial a la hora de desarrollar el Módulo de Servicio Europeo, como demuestra el hardware probado en vuelo, que incluye los propulsores auxiliares y los tanques de presurización.

Los siguientes pasos para el Módulo de Servicio Europeo son su descarga y desembalaje. A continuación se comprobará la integridad de la unidad tras el vuelo transatlántico y se descargará en el edificio de Operaciones y Salida (O&C) del Centro Espacial Kennedy.

Algunos de los componentes del Módulo de Servicio Europeo ya se habían enviado por mar en dos contenedores y estaban esperando la llegada del envío por aire. Estos incluyen las cubiertas de las toberas, el escudo térmico y las capas de aislamiento, entre otros. Los paneles solares llegarán en febrero de 2019.

Una vez en el O&C, el Módulo de Servicio Europeo se integrará en el Adaptador del Módulo de Tripulación (CMA) para conformar el Módulo de Servicio de Orion. Este proceso llevará tiempo, ya que todos los conductos de líquidos y gas deben soldarse y hay que conectar todo el cableado eléctrico. A continuación, el módulo de tripulación se unirá al módulo de servicio y la nave totalmente integrada se transferirá a la estación Plum Brook del Centro de Investigación Glenn de la NASA, en Ohio, para una campaña de pruebas de 60 días. El conjunto de la nave se someterá a unas intensas condiciones de lanzamiento en la cámara de vacío más grande del mundo.

Una completada la campaña, la nave regresará al Centro Espacial Kennedy, donde estará esperándola el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), y se preparará para su primera misión: una misión de órbita lunar sin tripulación, que permitirá demostrar las capacidades de la nave.

Ya se está trabajando en el segundo Módulo de Servicio Europeo, que proporcionará control de temperatura, aire y agua para los astronautas que volarán en la Misión de Exploración 2 de Orion.

La ESA está inmensamente orgullosa de su papel crucial en el regreso de la humanidad a la Luna, gracias al intenso trabajo y a la determinación de los numerosos equipos comprometidos para que el Módulo de Servicio Europeo se sume a este nuevo paso de vuelta a la Luna.

avatar
  Subscripción  
Notificación de