La endometriosis es una enfermedad que afecta alrededor del 20% de la población femenina, un número elevadísimo, teniendo en cuenta que se tarda en diagnosticar unos 7 años de media, siendo muy probable que existan muchas más mujeres con endometriosis y que todavía no lo sepan, tal y como los explica la directora de Psicofertilidad Natural y embrióloga, Antonia Moreno

La endometriosis es una enfermedad que afecta alrededor del 20% de la población femenina, un número elevadísimo, teniendo en cuenta que se tarda en diagnosticar unos 7 años de media, siendo muy probable que existan muchas más mujeres con endometriosis y que todavía no lo sepan, tal y como los explica la directora de Psicofertilidad Natural y embriólogaAntonia Moreno.

Todo empieza por un mal diagnóstico, ya que esta enfermedad está íntimamente ligada al dolor en la menstruación y en la ovulación, y hasta hace bien poco, cada vez que una mujer iba a su ginecólogo y le decía que le dolía la regla, la respuesta casi siempre era la misma, ‘es lo normal’. Ahora se sabe que no es tan normal ya que el dolor está avisando de que algo no anda bien.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis sucede cuando el endometrio (la capa interna del útero, esa que se expulsa con cada menstruación), empieza a crecer fuera del endometrio, es decir, crece en las trompas, los ovarios, alrededor del útero, vejiga, intestino, y hasta se han encontrado focos de endometriosis en los pulmones.

No hay que olvidar que la endometriosis suele ir asociada al dolor de la menstruación, Pero,explica la doctora “de decir que no todas las mujeres con endometriosis tienen síntomas físicos, lo que nos hace el diagnóstico más difícil todavía”.

Y otro dato importante, el hecho de sufrir endometriosis, sobre todo cuanta más avanzada edad, se asocia con mayores problemas de fertilidad.

¿Cuándo es un tema para preocuparse?

Si se tienen los siguientes síntomas, se debe buscar un profesional experto en esta enfermedad:

  • Menstruaciones dolorosas o muy dolorosas.
  • Ovulaciones dolorosas.
  • Ese dolor o cólico, son como calambres.
  • Reglas son largas, más de 7 días.
  • Mucho sangrado en la regla.
  • La penetración vaginal es dolorosa.
  • Dolor después de haber tenido relaciones sexuales.
  • Problemas de fertilidad.
  • Dolor cuando se va al baño, al defecar o al orinar.
  • Problemas digestivos o intestinales.
  • Muchos problemas inmunológicos.

Origen de la endometriosis

Durante estos largos años de ir descubriendo y estudiando la endometriosis, se han dado diferentes orígenes de la misma, pero lo cierto es que, según los últimos estudios publicados, se sabe que el origen es Inmunológico, e incluso existe una relación con un mal funcionamiento de la tiroides. Pero no se debe olvidar que la endometriosis es una enfermedad que es dependiente-estrógenica, es decir, que los estrógenos ‘alimentan’ a los focos endometriósicos.

Por lo tanto, si se habla de nutrición, hay que tener muy en cuenta este dato, ya que por desgracia muchos de los alimentos y envases que se consumen hoy en día tienen estrógenos y disruptores endocrinos.

De hecho, existen ya muchos estudios que muestran la relación de los tóxicos ambientales, de los plásticos y de los alimentos con el avance de la enfermedad.

Tratamiento integral

Además ya hay estudios publicados sobre el beneficio de la toma de antioxidantes como Vitamina C, Vitamina E, Zinc y Selenio, para mejorar la enfermedad: Y cada día más, se observa que genera la endometriosis, y por tanto el dolor, pero además, mejorando el trabajo del hígado, se puede realizar una mejor detoxificación y por tanto eliminar esos estrógenos “malos” que ayudan a crecer a la endometriosis.

A través de estudios se sabe que la Medicina Reproductiva Integrativa puede hacer mucho pr las mujeres que la sufren, simplemente siguiendo un tratamiento de omega 3, vitamina D, resveratrol, quercitina, L-carnitina, cúrcuma, ácido alfalipoico, o tomando enzimas como la Bromelina.

Pero siempre debe consultarse primero con un profesional de la Fertilidad Natural y especialista en Tratamiento Hormonal Natural, ya que antes de tomar cualquier complemento, por muy natural que sea, deben realizarse estudios previos para valorar la situación de cada mujer. Y por supuesto que algo sea natural no significa que no pueda tener contraindicaciones.

Por supuesto el estrés también es el peor enemigo de la salud. Se hizo un estudio en ratonas con endometriosis y el estrés crónico y se vio que el estrés aceleró el crecimiento del mismo.

Se están realizando muchos estudios al respecto, pero según la experta “por mi experiencia en consulta, he podido llegar a la conclusión que aquella mujeres que tenían endometriosis diagnosticada tenían más problemas de tolerancia al gluten o celiaquía, más problemas digestivos, grandes problemas intestinales, y en demasiadas ocasiones hay otra enfermedad autoinmune asociada, la más común, hipotiroidismo autoinmune. En ciencia, las casualidades no existen, por lo que tenemos que fijarnos en estas repeticiones”.

Y por último, en casos extremos, se tendría que plantear la toma de análogos para provocar una menopausia precoz o como última opción, operar y eliminar los focos, pero esto no asegura que no vuelvan a salir. ¿Hay un tratamiento para esta enfermedad? La respuesta es no, no existe por ahora la pastillita que la cure.

¿Qué se hace si se sospecha que se tiene endometriosis?

“Como Embrióloga integrativa lo primero que propondría es un tratamiento integral, es decir, hacer un estudio fiable para saber si hay o no endometriosis”, explica la doctora. “Una vez sabemos si existe, hay que tratarla, plantear si es necesario realizar una detoxificación para ayudar al hígado, realizar cambios importantes en la alimentación, y mantenerlos, por supuesto. Y es indispensable conocer todos los déficits de vitaminas, minerales y ácidos graso porque mejorando estas deficiencias empezaremos a darle a nuestro sistema inmunológico y a nuestro sistema hormonal, todo lo que necesita para que la endometriosis no siga avanzando e incluso reducirla”, añade.

Y otro factor importante por lo ya estudiado y demostrado, es rebajar el estrés, aprender a manejar la emociones y el dolor físico que produce la endometriosis, y mirar para qué ha venido esa endometriosis, qué mensaje esconde detrás, porque puede ser muy interesante realizar técnicas psicoterapéuticas para descubrirlo y tratarlo.

“No olvidemos que somos seres muy complejos -concluye la experta- que tenemos una sistema inmune que afecta al sistema hormonal y al sistema nervioso, y al revés, por lo tanto, no debemos mirar la endometriosis como una enfermedad que solo tiene que ver con el útero, para nada, hemos de enfocarlo desde una mirada más amplia, para así poder obtener mejores resultados en su tratamiento”.

avatar
  Subscripción  
Notificación de