Crítica a Eyes Wide Shut (1999)

Eyes Wide Shut es una película drigida por Stanley Kubrick y escrita por Arthur Schnitzler. Intérpretes: Tom Cruise y Nicole Kidman

23
1195
Póster de la película "Eyes wide shut"
© 1999 Pole Star ? Todos los derechos reservados

Lo primero: Kubrick no le gusta a todo el mundo y si las películas que te gustan son las de Bruce Willis (con todos nuestros respetos y hasta veneración), igual Eyes Wide Shut no es una película para ti.

¿De qué va? Difícil contar en la que fue la última película de su director, que trabajó todos los géneros y en ésta se mete en el terreno erótico-misterioso. Un médico tiene el matrimonio un poco fastidiado y se encuentra con un viejo amigo que le invita a una exclusiva fiesta en la que se practican… algo así como orgías romanas, pero sin ser romanas y con máscaras venecianas y capas (una chulada estética, la película me conquistó por ello).

Es una cinta extraña que te deja con la pregunta de siempre cada vez que hablamos del director de La Naranja Mecánica: ¿qué acabamos de ver? ¿En qué diantres pensaba? Kubrick interroga al espectador y no le da la película mascada, tiene que currárselo un poco. ¿Acasdo sacamos alguna enseñanza de La Naranja Mecánica? Kubrick en cine es mucho y para algunos es algo así como un Dios. Otros (me atrevería a llamarles ‘los más clásicos’) le deploran y sienten algo en el estómago nada bueno cada vez que suena su nombre.- Yo soy de los que le adoran y esta película es de mis favoritas por su temática y su estética, por su fórmula narrativa y porque es Kubrick: frío y seco, extraño y fascinante.

Aquí se adentra en el terreno sexual, siempre tan difícil de afrontar en cualquier obra. Y lo hace con éxito y con una mirada distinta y enrevesada como esa mirada que tenía como buen inglés. Dicen por ahí que estaba medio loco y que hacía peticiones de lo más extrañas, que hacía repetir la escena 20 veces hasta que salía todo a su gusto (desde mi punto de vista, le gustaba tocar las naricillas a los actores).

Les recomiendo esta película por una sola razón: la mirada de extrañeza. La van a recordar, la van a amar u odiar o algo totalmente distinto, la van a volver a ver y tal vez sigan sin entender nada pero… una vez hasta yo ligué y, ¿saben qué? Tampoco supe por qué, como tampoco sé por qué me encanta esta película que, aparte de las capas y las máscaras y la estética y la fotografía y el guion y que es Kubrick… vaya, muchas cosas.

Me encanta.

Ficha Técnica

Duración: 159 min

Género: Misterio, Drama, Suspense

Estreno: 16 julio 1999

Argumento: Bill Harford (Tom Cruise) está casado con Alice (Nicole Kidman), una restauradora de arte . Ambos llevan un matrimonio perfecto, hasta que después de una fiesta, Alice confiesa a Bill que se sintió atraída por otro hombre en el pasado y sería capaz de dejar a Bill y a su hija por él. La confesión desconcierta a Bill, que termina vagando por las calles de Nueva York obsesionado con la imagen de su mujer en brazos de otro.

Director:  Stanley Kubrick

Guionista:  Arthur Schnitzler

Reparto:  Tom Cruise, Nicole Kidman, Madison Eginton, Jackie Sawiris, Sydney Pollack, Leslie Lowe, Peter Benson, Todd Field, Michael Doven, Sky du Mont, Julienne Davis, Marie Richardson, Vinessa Shaw, Leelee Sobieski, Alan Cumming, Rade Serbedzija, Leon Vitali

Puntuación
Drama
Martin Cid es novelista y autor de diversos libros que incluyen novelas, ensayos y relatos. Entre ellos encontramos: Editor de este medio. Fumador, bebedor y persona de mal vivir.