1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El lanzamiento de la misión BepiColombo a Mercurio a bordo de un cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa) está programado para la madrugada del próximo sábado 20 de Octubre a las 01:45 GMT.

BepiColombo es una misión conjunta de la ESA y la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA). Se trata de la primera misión europea a Mercurio, el planeta más pequeño y menos explorado del Sistema Solar interior, y la primera en enviar dos orbitadores que efectuarán mediciones simultáneas y complementarias del entorno dinámico del planeta.

Se basará en los descubrimientos y las cuestiones planteadas por la misión Messenger de la NASA, que orbitó el planeta entre 2011 y 2015, y permitirá comprender mejor que nunca el planeta más interior de nuestro Sistema Solar. BepiColombo proporcionará información sobre la evolución de estos sistemas en general, no solo el nuestro, incluida la formación y desarrollo de planetas que orbitan cerca de sus estrellas progenitoras en sistemas exoplanetarios.

La misión comprende dos orbitadores científicos: el Orbitador Planetario a Mercurio (MPO, o “Bepi”), de la ESA, y el Orbitador Magnetosférico de Mercurio (MMO, o “Mio”), de la JAXA. El Módulo de Transferencia a Mercurio (MTM), construido por la ESA, transportará ambos módulos hasta Mercurio empleando una combinación de propulsión solar-eléctrica y maniobras de asistencia gravitatoria. Durante los siete años de este ambicioso viaje, la misión sobrevolará una vez la Tierra, dos veces Venus y seis veces Mercurio, antes de entrar en órbita.

Uno de los principales retos de la misión es la enorme gravedad del Sol, que dificulta la puesta de las naves en una órbita estable alrededor de Mercurio, por lo que se necesita aún más energía que para enviar una misión a Plutón. Tras el lanzamiento, y una vez fuera del “pozo gravitatorio” de la Tierra, BepiColombo tendrá que frenar constantemente contra la atracción gravitacional del Sol. Los propulsores iónicos del MTM suministrarán la baja propulsión necesaria durante la larga fase de crucero, empleando tecnologías demostradas previamente en la misión GOCE de la ESA para el estudio de la gravedad terrestre y la misión SMART-1 a la Luna.

La fuerte intensidad solar experimentada durante el viaje y, más tarde, durante las operaciones en Mercurio, también ha obligado a desarrollar nuevas tecnologías para evitar el sobrecalentamiento, como los revestimientos térmicos y el aislante multicapa, el radiador del MPO y la novedosa técnica rotativa de Mio. No obstante, durante la fase de crucero, Mio no girará, sino que estará protegido por un parasol.

Los orbitadores podrán operar algunos de sus instrumentos durante la fase de crucero, por lo que tendrán oportunidades únicas de recoger datos de valor científico incalculable, por ejemplo, en Venus. Aunque durante el viaje no será posible utilizar la cámara científica, tres cámaras de monitorización fijadas al MTM ofrecerán confirmación visual del correcto despliegue de los paneles solares y las antenas tras el lanzamiento, así como fotografías de los sobrevuelos planetarios.

Image Credit: ESA/ATG MediaLab
Image Credit: ESA/ATG MediaLab
avatar
1 Comenta en los hilos
0 Respuestas al hilo
0 Seguidores
 
Comentarios con más reacciones
Comentarios más 'calientes'
1 Autores de comentarios
Ricardo Aguirre Autores de comentarios recientes
  Subscripción  
más nuevo más antiguo más votado
Notificación de
Ricardo Aguirre
Miembro
Ricardo Aguirre

que bonito se ve todo