Crítica a The Hustler (1961), de Robert Rossen

0
244

The Hustler es una película de 1961 dirigida por Robert Rossen e interpretada por Paul Newman, Jackie Gleason y Piper Laurie.

The Hustler (en España la llamaron El Buscavidas, que tampoco está tan mal traducido) es una mítica película sobre billar en la que recuperamos ese ambiente y ritmos maravillosos de las películas de los 60, cuando el cine ya empezaba a cambiar. Curiosamente, fue rodada en blanco y negro, lo que subraya su tono ya en aquellos tiempos un tanto melancólico (sí, ya por entonces el mundo psicodélico comenzaba a adueñarse de todo) y es un mundo antiguo en el que sus persoinajes parecen vivir de un pasado que está a punto de derrumbarse.

Todo comienza con una partida entre Fast Eddie (Newman) y Minnesota Fats (Gleason). Por cierto, el nombre (en la realidad) de Minnesota Fats era George Hegerman, y el personaje está basado en un hombre de carne y hueso que tenía bastante parecido físico coin Gleason. Newman pierde y conoce a una chica en una estación de autobuses un tanto dada a la bebida y, como aún seguimos con la ‘moralina’, esto no puede acabar muy bien.

Y hasta aquí el argumento que, por si no la habéis visto, merece realmente la pena.

Juntos vivirán un pequeño infierno y Felson tratará de redimirse a través del juego hasta que, finalmente, es el propio pecado y la culpa los que le hace más fuerte (el carácter, que dice uno de los personajes interpretado por George C. Scott). Es una película antigua que recordaba con un ritmo mucho más lento y que, sin embargo, se me pasó en un abrir y cerrar de ojos. Entre trago y trago, en una película en las que todos fumaban (qué tiempos tan felices). The Hustler es la historia de un camino hacia la redención y también hacia una madurez amarga en la que sólo alcanzamos el triunfo a través del fracaso y la introspección.

Si os gusta el billar, os encantará seguro, pero The Hustler es una obra muy humana en la que que el billar, aunque no lo pueda parecer, goza de un papel secundario. Y es que Felson sólo empieza a descubrirse a sí mismo a través de las páginas sin inspiración de su compañera, ahogada en alcohol, sueños imposibles e historias inventadas. Juntos incian el camino, pero sólo Felson comprenderá y llegará al final del camino del fracaso, o tal vez del amargo éxito.

Estamos ante un cine pasado de moda (y lo digo con toda la mala leche): un cine en el que se escogían los planos y se arriesgaba en la composición, un cine de diálogos ingeniosos e interpretaciones que revelaban más con los gestos, un cine en el que había que estar atentos porque cada escena contenía un significado y era el espectador el encargado de leer la situación, un cine mil veces más complejo y un cine que no juzgaba a buenos y malos, que contaba historias mucho más humanas y que buscaba en el propio lenguaje del cine una metáfora.

Cine de verdad.

El buscavidas (The Hustler)

Duración: 2 h 14 min
Genero: Drama
Estreno: 25 septiembre 1961

Argumento: Eddie Felson es un joven arrogante y amoral que frecuenta con éxito las salas de billar. Decidido a ser proclamado el mejor, busca al Gordo de Minnesota, un legendario campeón de billar. Cuando, por fin, consigue enfrentarse con él, su falta de seguridad le hace fracasar. El amor de una solitaria mujer podría ayudarlo a abandonar esa clase de vida, pero Eddie no descansará hasta vencer al campeón sin importarle el precio que tenga que pagar por ello.

Dirección: Robert Rossen
Actores: Paul Newman, Jackie Gleason, Piper Laurie, George C. Scott, Myron McCormick, Murray Hamilton, Michael Constantine, Stefan Gierasch, Jake LaMotta, Vincent Gardenia, Gordon B. Clarke, Clifford A. Pellow, Alexander Rose, Carolyn Coates, Carl York

The Hustler – Trailer

avatar
  Subscripción  
Notificación de