La compra de objetos de decoración vía internet ha sufrido un notable aumento respecto a años anteriores, convirtiéndose así en uno de los sectores con más crecimiento en el mundo online

El comercio electrónico ha revolucionado la forma de consumir. Aunque sigue gustando tocar, probar y ver en directo aquello que se va a comprar, la comodidad de adquirir cualquier tipo de bien o servicio desde casa se está imponiendo. Hoy en día, un 40% de los españoles compra por Internet al menos una vez al mes y esta tendencia sigue creciendo, tal y como asegura la tienda online de muebles y accesorios Black Velvet Studio.

Concretamente, se estima que el comercio online de muebles y hogar en España crecerá un 70% en los próximos 5 años. Las claves de este crecimiento se encuentran en el servicio que ofrecen los ecommerce, que cada vez es más personal y detallado.

Proximidad y profesionalidad
En las páginas web de venta de muebles y accesorios ya se pueden encontrar catálogos mucho más concretos que los de papel e información más precisa que la que sabe un trabajador de una tienda física. Cada elemento tiene más de una fotografía de alta calidad, se especifican todas las características técnicas e incluso hay la posibilidad de resolver cualquier duda sin descolgar el teléfono.

Los envíos ya no son fríos, sino que se aprovecha para crear una experiencia satisfactoria con un buen packaging, que además es lo más seguro posible para que el artículo llegue impecable a su destino, un hecho imprescindible en objetos delicados como los muebles. Tampoco son impersonales las páginas web, ya que se intentan aproximar al usuario para darle confianza. Por ejemplo, Black Velvet Studio opta por presentar a su fundadora con fotos incluidas.

El auge del comercio electrónico
Las agencias de viajes y los operadores turísticos ocupan las primeras posiciones en volumen de comercio electrónico. De hecho, Internet ha representado toda una evolución en el turismo, un sector que se encuentra en su mejor momento.

En cuanto a objetos que tengan que ser enviados por mensajería, las prendas de vestir son las reinas del comercio electrónico, aunque ya se envían productos de todo tipo, incluso los que necesitan una protección especial.

El sector que todavía está por explotar en términos de compra y envío por Internet es el de la alimentación, si bien se prevé un crecimiento exponencial en los próximos años. Por ahora, los compradores siguen prefiriendo ver la comida que compran, especialmente si son frutas, verduras o productos de carnicería y pescadería, aunque si la tendencia sigue al alza, pronto las webs también desbancarán a los supermercados.