Si hay un negocio que está creciendo de manera notoria y paralela al fútbol es el de las apuestas deportivas

Las apuestas, una actividad cada mes más unida al fútbol
Si hay un negocio que está creciendo de manera notoria y paralela al fútbol, es el de las apuestas deportivas. No hay más que ver un partido por televisión o escucharlo por la radio y analizar la publicidad para darse cuenta de la importancia que está cogiendo el sector de las apuestas en el fútbol. Desde Legalbet.es hacen su análisis al respecto.

Un negocio muy beneficioso para las grandes empresas
La principal razón de este auge es que es un negocio pensado para que la casa siempre gane. Según numerosos estudios de la Dirección General de Organización del Juego, aproximadamente un 90% de la gente que apuesta pierde dinero. Es decir, se tratan de empresas que ofrecen servicios donde 9 de cada 10 personas pierden, por lo que sus márgenes de beneficio son muy grandes.

Estos datos deben tenerse siempre muy en cuenta, y por lo tanto tomarse las apuestas deportivas como una diversión o juego para dar emoción a un partido o intentar aprovechar los conocimientos, pero nunca se debe tomar como una inversión de futuro donde apostar más dinero del que se esté dispuesto a perder.

Nulo control de la publicidad
Otro de los factores clave es el nulo control de la publicidad de apuestas en los eventos deportivos, pero sobretodo en el fútbol. Más de 5 casas de apuestas anunciadas en la televisión antes del partido, pero también en el descanso. Siempre con incitación al juego y a realizar apuestas en directo para el encuentro, pero nunca sin mencionar los riesgos o recomendando apostar con control.

Pero no sólo en la televisión, sino también en redes sociales (incluso oficiales de los equipos), en los estadios de fútbol, en las camisetas de los jugadores etc. El bombardeo de publicidad es constante y hasta peligroso. Peligro porque últimamente son los propios futbolistas los que están siendo partícipes de esta publicidad, realizando anuncios incitando al juego, a pesar de que la ley les prohíbe apostar, pero no se menciona la publicidad, por lo que las grandes empresas tienen barra libre en este aspecto.

Raro es el equipo que no tiene una casa de apuestas como patrocinador oficial. Una casa ligada a la marca del equipo.

Cada vez más oferta
Otro de los aspectos a tener en cuenta es el considerable aumento de la oferta, es decir, de las casas de apuestas. En la vía online, cada año aparecen dos o tres nuevas casas de apuestas que obtienen la licencia para operar en nuestro país, pero también se está viviendo un boom de locales de apuestas físicos, donde los jugadores pueden hacer sus apuestas en máquinas presenciales, siguiendo los pronósticos deportivos por los numerosos expertos y “tipsters” que aparecen nuevos cada día ofreciendo sus conocimientos y recomendando apuestas. Los requisitos de apertura de cuentas en las casas de apuestas son muy sencillos y se trata de un proceso muy rápido, ya que, como se dice, los márgenes de beneficios son muy elevados para las grandes empresas.