La venta de arte se extiende más allá de las galerías aprovechando el gran flujo de clientes de las agencias de marketing y eventos

Las galerías de arte aprovechan el gran flujo de personas en las agencias de marketing y eventos como RAMAC Agency, para exponer sus cuadros y esculturas. Sin la necesidad de desplazarse hasta la galería ya es posible impactar al público objetivo de los marchantes de arte, aumentando la visibilidad de las piezas y, por ende, la posibilidad de compra.

Actualmente, son muchas las galerías de arte que han pensado en expandirse y realizar extensiones de la misma hacia otros ambientes donde poder mostrar y vender sus obras. Una de las vías ha sido a través de internet y las redes sociales y otra, como en el caso de Galería Miguel Marcos, encontrar una ubicación donde las obras sean visibles a una gran cantidad de personas sin la necesidad de exponerlas en la galería.

Los acuerdos entre galerías y otras localizaciones es habitual en las grandes ciudades cosmopolitas como Nueva York o Londres donde se pueden encontrar obras de grandes artistas a la venta colgadas en restaurantes, hoteles o agencias donde existe un flujo de gente continuo. Es importante seleccionar bien el lugar donde se expondrán las piezas ya que contar con una decoración y un target afín aumentará considerablemente las posibilidades de venta.

En la agencia de marketing y eventos RAMAC cuentan con cuadros y esculturas de artistas de la talla de Rómulo Royo, Cristóbal Ortega o Lin Mo, cedidas por la Galería Miguel Marcos, que cambian cada 6 meses. Teniendo en cuenta los numerosos eventos con influencers, periodistas especializados y showcookings con chefs con estrellas Michelín, Ramac se ha convertido en un escaparate excepcional para estas obras. Además, la ubicación privilegiada de esta agencia en plena Rambla de Cataluña, convierten a esta agencia en un lugar idóneo para la exposición de arte.

Este tipo de extensiones de las galerías de arte convencionales, facilitan la visibilidad de sus productos, amplían el target y aumentan las posibilidades de venta en comparación a poseer una única ubicación donde mostrar las obras.