EEUU, Cuba y Tanzania, destinos de larga distancia favoritos para viajar con niños

Si se le preguntara a una familia a dónde pensaba viajar en vacaciones en verano hace tan sólo diez años, lo más común era escuchar respuestas como Benidorm, Conil, Javea, Rosas, Portugal… o en su defecto, Disneyland Paris o alguna capital europea cercana como Londres, Berlín o Roma. Sin embargo, cada vez es más común ver familias con niños pequeños –incluso bebés- en los aeropuertos, embarcándose en aviones que les llevan a la otra punta del mundo.

Según datos de PANGEA The Travel Store, la tienda de viajes más grande del mundo, 1 de cada 10 viajes de larga distancia son realizados por familias con niños. En lo que respecta al número de personas, la inmensa mayoría de las familias son de 4 miembros, con una pareja y dos niños pequeños. Por último, los destinos más demandados para este tipo de viajes son Estados Unidos, Cuba y Tanzania.

Por eso, los asesores de PANGEA han realizado un análisis de por qué merece la pena visitar estos países acompañados de los más pequeños de la casa:

  • Estados Unidos: especialmente la costa este de Estados Unidos es el destino favorito para llevar a los niños. Ciudades como Washington DC o Nueva York, que tiene absolutamente todo lo que se puede imaginar: rascacielos que tocan el cielo, parques enormes como el de Central Park, escenarios míticos que se han visto en mil y una películas, etc. Además, generalmente las visitas a Nueva York se suelen combinar con una visita a Florida, y más concretamente, a Orlando, donde se ubica DisneyWorld, el parque de atracciones más grande de la famosa compañía del ratón Mickey. Toda una delicia para los más pequeños.
  • Cuba: Tras el país norteamericano, el Caribe se posiciona como el destino más demandado para viajar en familia, y más concretamente, Cuba. Esta pequeña isla tiene todo lo que se pueda venir a la cabeza para contentar a los más pequeños de la casa. Se puede disfrutar de La Habana Vieja y su gente encantadora o perderse en las playas infinitas de Varadero. Los niños se quedarán con la boca abierta viendo pasar coches enormes de los años 50, que parece mentira que sigan funcionando, o con los edificios coloniales, destartalados y al borde del derrumbe. Y para los más aventureros, la sensación de nadar entre corales y delfines es indescriptible.
  • Tanzania: en tercer lugar se encuentra Tanzania. Los safaris han cogido bastante popularidad de unos años para ahora, y cada vez es más común que los adultos se lleven a sus hijos para que puedan disfrutar de la naturaleza en estado puro. Desde Manyara, paraíso de aves de colores y monos, pasando por el Serengueti y su millón de ñus, hasta Ngorongoro y los cinco grandes, no habrá ni un segundo libre para dejar de sacar fotografías. Además, los críos se lo pasarán de maravilla divisando animales con sus prismáticos y conociendo tribus indígenas que les darán otro punto de vista de la vida. Eso sí, que no se olvide nunca la crema solar.