Ya a la venta la segunda parte de ‘El acecho de los inmortales’, de Yoselin Goncalves

0
341

‘El acecho de los inmortales. Un libro que resucitó las historias clásicas de vampiros bajo un sello único y distintivo que hizo las delicias de los fans del género. Ahora, seis meses más tarde de su edición, Yoselin Goncalves presenta la segunda y última parte de esta novela: ‘El acecho de los inmortales. El final de la caza’. El desenlace de la historia de Reginam y su grupo de cazadores se presenta lleno de grandes sorpresas y ratifica a su autora como un valor en alza

Con todo el material existente en el género fantástico, concretamente, en el de vampiros, resulta más que complicado crear una historia nueva y original. Sin embargo, de vez en cuando, aparecen joyas de las que es imposible apartar la mirada. Yoselin Goncalves irrumpió el año pasado en el sector editorial con una fuerza inmensa de la mano de El acecho de los inmortales. Libro I, novela que introduce la lucha milenaria entre cazadores y vampiros. Hasta aquí, no aparece nada nuevo en el horizonte: guerra, vampiros, cazadores. Pero la saga va mucho más allá de todo eso. Es destreza, pasión, buen gusto y autenticidad. Y la autora lo demuestra una vez más con El acecho de los inmortales, libro II. El final de la caza, continuación y final de la historia.

Con solo un vistazo a las portadas de la novela, se puede apreciar la evolución paralela de Yoselin Goncalves y su obra. El primer libro introduce al lector en el mundo fantástico de Reginam, Jonathan y el resto de cazadores. Está dedicado a describir el universo en el que se mueven, sus reglas y quiénes lo forman, y a presentar sus diferentes especies y bandos. Por su parte, el segundo libro se centra con mayor profundidad en la psicología y el pasado de cada uno de sus protagonistas, y se puede apreciar el rico arco de transformación de todos ellos. Si el inicio de la saga ya era lo suficientemente hipnotizante, los lectores quedarán más que satisfechos con su adictivo desenlace. Esta historia no va sobre ningún sentimentalismo hueco y facilón. Es una narración plagada de acción que demuestra que las cosas en la vida, al contrario que en la mayoría de las películas, no siempre suceden como uno quiere y hay que afrontarlo, superar los baches y seguir adelante. Lo inesperado puede ser incluso aún mejor que lo soñado.

Quizá parezca temerario decir que Yoselin Goncalves podría convertirse en una de las escritoras referentes en la novela vampiresca. Aún es joven y tiene un largo y difícil camino por delante. No solo es la competencia, es decir, el amplio catálogo de libros de este género que plagan las estanterías de las librerías (físicas y digitales). También debe afrontar los prejuicios y reticencias hacia la literatura vampírica que las obras más recientes puedan haber causado a los lectores y que tal vez les lleven a creer que este es solo un libro para adolescentes cualquiera. Por no hablar de lo extremadamente difícil que resulta abrirse paso en el saturado mercado editorial. No obstante, si continúa la línea que ha seguido hasta el momento, Yoselin Goncalves está llamada a ser una escritora con voz propia entre tanto ruido. Viene para quedarse. El amor hacia lo que uno hace, el lograr reinventarse día a día y la carrera de fondo que hay detrás de todo ello recibe su premio antes o después.

El acecho de los inmortales, libro II. El final de la caza se encuentra disponible en Amazon, Barnes&Nobles, GoodReads, Smashwords y Scribd. A continuación, la entrevista a Yoselin Goncalves.

 

Buenos días, Yoselin. A principios de este año, nos presentabas El acecho de los inmortales. Libro I. Meses después, ya podemos disfrutar de su segunda parte. ¿Qué se puede encontrar en el Libro II? ¿A qué o quién van a enfrentarse Reginam y su grupo de cazadores de vampiros?
Buenos días. El libro comienza un año y medio después de los últimos acontecimientos. Todo ha cambiado. Reginam y Jonathan ya no están juntos, y un nuevo enemigo los acecha. Comprenderán lo limitante que es su poder ante la nueva amenaza y que esta vez podrían perder. Se conoce el origen de los vampiros y de los cazadores, que también tendrán una pelea interna sobre su vida: errores, pasado y oscuridad.

Reginam, al fin, logra despojarse de todo atisbo de dolor que marcó su personalidad y vida. Su perspectiva ha cambiado y ahora pretende vivir más que nunca. Los cazadores tienen una debilidad latente en su interior y los vampiros no dudan en sacarle partido. Se toparán con nuevos personajes, como Lilith, Miguel y Jack. Ellos darán vida al final.

Precisamente, en esta segunda parte, aparece un nuevo personaje llamado Jack. ¿Cómo va a revolucionar la historia?
Es un personaje interesante, callado y reservado. Se expresa muy poco, pero es un excelente observador, un amante del arte y las historias. Conoce a Reginam, además de al grupo de cazadores. Ambos tienen una historia, pero va mucho más allá de un romance. Son dos personas heridas que juntas intentan comprender qué sucede con sus vidas. Soltar y seguir. Escribir nuevas historias. Es como aquel segundo amor, el más seguro, el que ayuda y cierra heridas.

El acecho de los inmortales. Libro II ya estaba escrito cuando salió a la venta la primera parte, pero ¿tuviste siempre claro cómo serían el desenlace y las tramas, o el curso de la historia ha cambiado según la escribías?
Tenía toda la idea en mi cabeza, pero también dos finales alternos. Cuando escribía el último capítulo, no sabía cómo iba a terminar la historia. Quise darle un cierre diferente, no el típico “vivieron felices para siempre”. Quería algo real. Me gustan los finales abiertos. Como dice mi escritor favorito, Stephen King: “un escritor debe permitir que el lector haga volar su imaginación”. No podemos contarlo todo.

Estoy satisfecha con mi bilogía*. Quise mostrar diferentes aspectos del ser humano, lo que sucede cuando una mujer es herida muchas veces. Hablar sobre la amistad, el trabajo en equipo y la lucha; en qué nos convertimos, a dónde nos lleva. Qué nos hace el amor.

*Nota: la autora emplea este término para referirse a una saga con dos partes.

En la saga, se encuentran referencias bíblicas y otras leyendas relacionadas tanto con la religión como con criaturas fantásticas. ¿Cómo fue el proceso de documentación para crear la historia? ¿Te resultó difícil incorporar elementos ya existentes para convertirlos en algo totalmente tuyo, nuevo?

Siempre investigo antes de escribir una novela. Para mí es un proceso muy importante, además de que me gusta jugar con distintos escenarios, de los cuales muchos no conozco personalmente; intento mezclar la realidad con la historia que estoy creando. Es posible que en otros libros hable más de la religión, es un tema interesante.

No fue difícil, permití que mi imaginación se hiciera cargo del resto. Intento no tener datos (que son reales) erróneos en mis escritos. Me tomo la escritura muy en serio.

Además de las citas literarias habituales (y magníficas) de Stephen King, esta vez también incluyes fragmentos de canciones. ¿Sueles escuchar música para inspirarte o mientras escribes? En ese caso, ¿a qué cantantes o grupos sueles recurrir?
La canción que incluyo en mi libro, Hurricane de 30 Seconds to Mars, es una de mis favoritas. Creo que le da el toque indicado a la historia. Escucho música antes de escribir, mayoritariamente, rock alternativo. Pero también depende de mi estado de ánimo y de la escena que estoy escribiendo. Incubus, Creed, Eminem, Linkin Park, The Fray, entre otros.

La portada de esta segunda parte de El acecho de los inmortales tiene un estilo diferente al Libro I. ¿Cómo fue la fase de diseño? ¿Quién se encargó de la misma?
Apenas vi esa fotografía, supe que era mi protagonista. De la parte de diseño, se encargó Carlos Palmer, un fotógrafo y diseñador gráfico panameño, quien siempre tiene en cuenta las ideas en mi cabeza y sabe muy bien cómo plasmarlas. Tuvo que hacerle algunos cambios, como el detalle de los labios rojos. Tenía la idea de mostrar algo de los vampiros en el primer libro y a Reginam en el segundo. El resultado fue estupendo.

Ambos libros de El acecho de los inmortales han sido publicados de manera independiente. Con una historia tan adictiva como la que presentas, ¿has pensado en publicar con una editorial?
Me he acostumbrado a la independencia de mis escritos. Es posible que en algún momento firme un contrato editorial, como también puede que eso no suceda. Las editoriales tienen sus ventajas y desventajas, más de la segunda que de la otra. El mundo de la autopublicación también es complicado, pero tiene muchas ventajas. Lo más difícil es abrirse camino. Hacerse notar. Pero todo viene a través del tiempo.

La entrada en este sector es especialmente difícil para autores que no cuentan con el respaldo de un sello editorial. ¿Qué consejo darías a escritores noveles como tú? ¿Qué ha sido lo más duro hasta ver tu obra publicada?
La constancia y paciencia son lo más importante. Viví mucho estrés los primeros tres meses después de publicar mi libro, pero todo fue parte del proceso. Aprendí de mis errores y comprendí que la tolerancia es y será siempre la clave del éxito.

Les aconsejo confianza en sus escritos, dedicación y disciplina. El tiempo es lo fundamental, porque dedicarás horas (y días) a tu libro. Y también tener la ayuda de un editor, de la edición de mis libros, se encargó el profesor y escritor panameño Ariel Barría Alvarado. Muchos autores independientes no dejan sus libros en manos de un profesional que se encargue de las correcciones y el resultado es terrible. Un editor es la mano derecha del autor. El escritor es quién crea historias, el editor es aquel que te pone los pies sobre la tierra.

La autopublicación es como lanzarse de un trampolín, nunca sabes cómo vas a caer.

Sinopsis El acecho de los inmortales. El fin de la lucha
El tiempo ha pasado y una nueva amenaza obliga a los cazadores a reunirse, esta vez en Florencia. La histórica ciudad, al igual que sucede con otras importantes urbes mundiales, está siendo asolada por una serie de crímenes y desapariciones de personas. La saña con la que se cometen los homicidios y el número de los desaparecidos constituyen indicio cierto de que, en esta ocasión, Reginam y su equipo deben enfrentar algo más letal y siniestro que el acecho de los vampiros.

Inmersos en sus propios problemas personales, en sus emociones y en sus pasiones, los cazadores tardan en descubrir la colosal dimensión de la lucha que los aguarda; demonios que permanecían sujetos desde los tiempos en que se fundaba el mundo, sedientos de venganza y poder, han cobrado vida y buscan apoderarse del mundo, auxiliados por hechiceros y vampiros. Si quieren vencerlos, los cazadores deberán convocar a un poder superior: