Trump ha decidido que cenar con la prensa no es tan importante y ha preferido estar en  Pensilvania para dar un mitin.

Sí, el asunto contra la prensa, que según él es el enemigo del pueblo americano y otra serie de cosas… el asunto continua y ha decidido no acudir a la tradicional cena en la Casa Blanca con los periodistas que cubren la información en Washington. Por allí, por las redacciones del Times, del Post… ya lo sabían y estaban bastante prevenidos así que ya habían guardado los vestidos de gala porque estaba previsto (saben mucho).

El último presidente que no acudió a un evento de estas características fue Reagan porque se estaba recuperando de un balazo (cuando se tiene disculpa, se tiene). Trump ha dicho que el encuentro es insustancial y que prefiere irse a dar el mitin. Cada uno tiene sus prioridades.

Poco más que decir sobre este asunto en un día en el que priman las elecciones francesas en las que se decide, muy probablemente, el futuro de la UE. Suerte para todos y no voy a decir nada porque siempre me equivoco.

Por si tenéis curiosidad, el presentador de la cena es Hasan Minhaj.

Feliz domingo.