La Casa Blanca informó sobre el pago de 38 millones de dólares sobre ingresos superiores a 150 millones en el año 2005

Él es el hombre del momento, del año y por ahora del milenio. La Casa Blanca se adelantó a la televisión y publicó los datos de la declaración fiscal de Donald Trump en el año 2006. Cotizó al 25% (aproximadamente). Sí, la información se había filtrado y la Casa Blanca quiso adelantarse a la prensa antes de que hicieran de las suyas.

La cosa trae cola porque el NY Times ya publicó durante las elecciones que Trump había presentado durante dos décadas la friolera de 916 millones de dólares en pérdidas (sí, en pérdidas, cualquiera con esas cifras dejaría los negocios y dedicaría su vida al Martini, no sé). Trump había prometido hacer públicas sus declaraciones fiscales durante la campaña.

La noticia fue filtrada al periodista David Johnston que ha ganado un nada más y nada menos que un Pulitzer. La Casa Blanca insiste en que estas informaciones no se pueden publicar porque son privadas (y hasta estamos un poco de acuerdo en esto).

Era la noticia del día de Trump y ya saben, había que contarla. ¡Casi 1 billón de dólares en pérdidas! Encima lo dice el NY Times que es como la palabra de Dios. Ah, la Casa Blanca justifica ese 25% de tasa impositiva porque el negocio de Trump subió un gran bajón (pues amén a eso).

Sean malos.