Sí, ya hemos hablado más que de sobra de la Deep Web pero hay otra versión legal que vende malware a empresas interesadas (y gobiernos).

El mercado gris es ese lugar en el que una empresa te vende un malware que ha encontrado de forma legal. ¿Qué diferencia hay con un troyano que puedes comprar en la Deep Web? Puede ser más fiable porque las empresas tienen nombre y eso y las empresas pagan impuestos y no se pagan con Bitcoins.

Recientemente ha habido una filtración de Wikileaks en la que se revela que la CIA, el FBI y otros han comprado malware a estas empresas. ¿Para qué se usa? ¿Verdaderamente tenemos que responder a esta pregunta a estas alturas? Los teléfonos móviles, el Windows, tu televisor, tiene vulnerabilidades en el sistema que alguien puede aprovechar para aprender tus gustos, saber con quién hablas en Facebook o con quién te escribes mensajes de amor. La información se guarda y ahí queda. El mercado gris es ese lugar en el que se ‘trafica’ con este tipo de ‘bichitos’ de forma legal. Se supone que el comprador no puede ser un cibercriminal porque se comprueba, hasta cierto punto, su identidad, pero se reconoce que cualquiera se puede hacer pasar por una empresa lícita y poner el dinero (dólares, no bitcoins) sobre la mesa.

Deep Web. Cómo entrar

Estas empresas no se ocultan y sus negocios, insistimos, son totalmente legales (que suele consistir en: pagan impuestos) y hay algunos que han llegado a comparar este mercado con el de la venta de armas que, al fin y al cabo, también se pueden comprar en la Deep Web.

Cada día el mundo me sorprende un poco más y no de la manera en la que la Era de Acuario esté por llegar. Creo que me entendéis. Vigilad vuestros móviles porque os pueden espiar hasta desde un simple video-juego y eso de que no tenemos nada que ocultar… tampoco me apetece que sepan con quién hablo. Es privado.

Desde este mundo extraño, Martín Cid.