Se calcula que sólo New York perderá 300.000 turistas por las medidas de Trump, que han cambiado la percepción del mundo.

En total, se espera una pérdida de unos 6 millones de turistas en todo Estados Unidos entre el 2016 y el 2018 y las pérdidas en New York se estiman en casi 600 millones de dólares. Son las estimaciones de la oficina de turismo de la ciudad, NYC & Compan.

Según este organismo, al mundo ya no le interesa tanto la gran manzana y se plantean ya otros lugares para visitar y todo esto tiene una clara causa: el efecto Trump, que ha hecho que no le apetezca ya tanto al mundo ver el lugar donde el magnate maneja sus negocios desde la Trump Tower (la verdad es que tiene su ‘guasa’, por más que lo leo no deja de sorprenderme).

No, no son pérdidas que una ciudad como New York no pueda asumir pero sí es preocupante cuando las cosas empiezan a bajar. La sensación en el mundo con el America First es un poco de ‘rechazo’ (permítanme emplear ese término) y esto ha provocado una reacción negativa ante Estados Unidos (y sabemos que no todos los americanos tienen la culpa de ello). Sin embargo, el Alt-Right y todos los movimientos que provienen de las zonas más céntricas del país parece que también llegan a las costas (recordemos que allí no ganó Trump) y la sensación no es buena.

Una pena para la ciudad de New York, que se quedará sin unos cuantos millones de dólares. Parece que no todo es bueno en el mundo de Trump (si alguna vez dijimos que lo fuese… había tomado, como dicen en México, demasiados tragos).

Informó, Martín Cid.

P.S: No dejan fumar en ningún lado, o eso dicen.

Frank Sinatra – New York, New York.