Hay una cantidad considerable de días a lo largo del año en los que se hace necesario contar con un obsequio que ofrecer. San Valentín, el Día de la Madre, el Día del Padre, Navidad, los Reyes Magos, un cumpleaños, un aniversario, etc. Con esta gran cantidad de momentos para regalar no es de extrañar que llegue un momento en el que nos repitamos o que nos veamos tentados a usar los anti-regalos o esos regalos manidos que deberíamos tener desterrados de nuestra lista de alternativas

El mundo ha evolucionado tanto y la tecnología nos ha dado tantas alegrías que es casi un crimen repetir cuando se hace un regalo o usar alguno de los que hoy en día forman la lista de lo que se consideran los anti-regalos o esos obsequios impersonales, vacíos y fríos que, más que sorprender positivamente, bajan la moral.

Los anti-regalos no son los mismos para los hombres que para las mujeres. Cuando se habla de hombres, los anti-regalos son calcetines, espumas o cuchillas de afeitar, billeteras o incluso ropa interior. Cuando se habla de mujeres, los anti-regalos toman forma de figuras decorativas, flores artificiales, peluches o corazones.

Estos regalos son los que se han utilizado con mayor frecuencia de forma tradicional y, regalarlos en la actualidad es una forma de decir claramente que no se ha puesto el suficiente empeño en sorprender y agradar con el obsequio elegido. Por eso, a menos que el objetivo sea decepcionar, lo mejor es desterrarlos de la lista de opciones.

Los regalos más originales son los que más posibilidades tienen de triunfar y son aquellos que combinan el conocimiento de la persona a la que van dirigidos con la funcionalidad. La imaginación también juega un papel importante.

Para acertar con el regalo escogido, es importante tomar en consideración todos los gustos y aficiones que son específicamente personales y, a partir de ahí, elaborar una lista con posibles opciones dependiendo del presupuesto que se desee invertir.

Un ejemplo de la que se está convirtiendo en la actual tendencia a la hora de regalar es Vivaracha. Se trata de una web en la que se pueden encontrar todo tipo de regalos originales divididos por colores, festividades, aficiones, género, edad, o presupuesto.

Ofrece una forma rápida, sencilla y económica de hacer regalos genuinos y personalizados, en definitiva, regalos que solo pueden dar en el blanco si se combinan con el conocimiento de los gustos y aficiones particulares de la persona a la que se quiere sorprender.

Con iniciativas como ésta, ahora es mucho más fácil alejarse de los anti-regalos y hacer propuestas muy originales durante todo el año que estén diseñadas para acertar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here