Trump ataca ahora al FBI por no haber frenado las filtraciones a la prensa de la semana pasada. La CNN y el NY Times lanza una campaña publicitaria sobre el Efecto Trump

La Casa Blanca intentó frenar las filtraciones a la CNN y que, recordemos, no sentaron demasiado bien al presidente de Estados Unidos. En concreto les acusó de ser incapaces de identificar a los agentes que informan a la prensa en el seno de este organismo. El presidente reconoció que las filtraciones eran verdaderas (se refieren a los contactos de alguno de sus empleados con el gobierno ruso) pero que las noticias eran falsas.

Por si no os acordáis de qué va todo el asunto, aquí estoy yo para echaros un cable:

Michael Flynn, asesor de seguridad de Trump, dimite por sus contactos con Rusia

Mientras, el NY Times ha anunciado su primera gran campaña en décadas sobre el Efecto Trump bajo el lema “la verdad es más importante que nunca”. La campaña consiste en publicidad, anuncios y demás para promocionar su marca (que hasta ahora no lo necesitaba). La campaña comenzará en apenas dos días con motivo de los premios de la Academia (va a ganar La, La, Land, que lo sepáis) y va  a utilizar la figura de Trump como eje central de su compromiso con el periodismo.

A los periódicos (que ahora son el enemigo del pueblo según algunos) parece que no están con él. No sé por qué nos sorprende tanto a estas alturas.

Feliz fin de semana para todos menos para algunos.