El presidente islandés, Guðni Th. Jóhannesson, dice que si fuera por él prohibiría la piña en la pizza y crearía una ley para ello… pero no puede

Sí, podría parecernos realmente estúpido y nos preguntaríamos si hay algo malo en la piña: no, la piña parece ser que no tiene nada de malo pero al presidente islandés Guðni Th. Jóhannesson no le gusta así que, si por él fuera, crearía una ley para prohibir que se añadiese el ingrediente en las pizzas.

Lejos de la polémica en las redes sociales que se generó (porque el tema, seamos sinceros, lo estamos sacando un poco de contexto), el presidente islandés recalcó que se alegra no tener el poder para hacer lo que le dé la gana. Vamos: una reflexión sobre la separación de poderes y la limitación del poder, que es buena (sí, es un principio democrático y así deberían funcionar las cosas en los países civilizados, y si los jueces son designados por los políticos ya no hay separación de poderes y… ¿mejor me callo, verdad?).

Pues claro está, en las redes sociales, se ha generado una gran turbulencia con este asunto. Puedes participar con el topic #piñapizza o entrar en twitter y buscar otro debates igual de edificantes.

Nos sabemos si una acertada y hasta inteligente ironía ha sido sacada de contexto pero nos parece un debate digno de comentar, sobre todo auí.

Informó, Martín Cid.

Video: PIZZA CHALLENGE