Fifty Shades Darker… una comedia diferente. Spoiler Alert

0
356

Fueron muchas malas críticas para Fifty Shades Darker pero nada me podía preparar para lo que estaba a punto de ver.

No, yo tampoco podía creer lo que estaba viendo y es que Fifty Shades Darker, continuación de Fifty Shades of Grey por si alguien no lo sabía, es aún más increíblemente peor que la primera y eso que la primera tenía telita. Eso sí, no engancha, pero te ríes. Ya lo avisé en el título pero Spoiler Alert que en español significa que la voy a destripar.

Escena que quita el hipo: después de… ejem, ejem… ella le devuelve un cheque de 24000 dólares a él (gran actor este Jamie Dornan) y éste le suelta con cara de chuleta: gano eso cada quince minutos (le faltó lo de nena, que siempre queda bien). Luego le hace una transferencia, claro (ella no pone ni un pero aunque se hace un poco la “remolona” por eso de disimular).

Luego, claro, que si no tengo vestido (oye, ¡que yo te lo compro!)… Conocemos a Kim Basinger que parece ser que fue la que inició al señor Grey (millonario, que a nadie se le olvide que si no esto no se sostiene ni con pegamento del fuerte). Disimulan un poco con eso de que ella quiere conocerle y tal comando unas cañas pero… todo un vestuario de lujo, estilistas caros… ella ningún problema (y encima deja el precio puesto, la traca).

Luego, claro, ella disimula un poco cuando se trata del ejem, ejem como si nunca hubiese tenido conexión a internet. ¡Y más regalos que la chica no rechza! ¡Y mucho lujo y glamour! Y seguimos hablando de pasta que esto parece The Wolf of Wall Street pero sin drogas (cachis, ¿se las habrán tomado todas los guionistas al ver lo que tenían que adaptar?)… Total, que Anastasia Steele se compra una casa en Aspen por los 24.000 dólares que le había girado el señor Grey (en fin, sigamos).

Ahora un tweet. Esto se encontraron el un cine tras la proyección de la película (no sabemos si lo habrán usado porque igual no habrán podido parar de reír):

Ya sabemos que los dólares llaman a la líbido y así tenemos un poco de ñaca, ñaca pero que nadie se asuste que esto no es la Deep Web y no vayáis a verla con el espíritu sátiro que igual os lleváis una decepción (unos azotitos con música romanticona y poco más y terminan rápido).

Resumamos: la chica se ha comprado una casa en Aspen por 24.000 dólares a cambio de unos azotitos (a ver si luego vemos la casa pero esas cuestan un pico) y argumenta la chica que el dinero va para los pobres. Vale.

La verdad es que es total… conversación entre dos chicas y la señorita Steel dice que, claro: tú nunca entenderás lo que hay entre nosotros que es realmente especial. Insisto: no es una comedia (si de vez en cuando le ponen hasta música de suspense y todo). Luego pasamos un poco al thriller así… una dmradora y tal y descubrimos que… ¡Tiene un yate! Pues habrá que celebrarlo en la ducha, digo yo, para que desperdiciar agua (todo esto intentando parecer romántico, yo insisto). En medio un te quiero una caricia y una canción, ya sabéis.

Mientras aprenden a navegar por eso de disimular. Ella se interesa por su mundo, no se crean, que hace preguntas tipo qué te gusta y tal (sí, un poco de sado light). Salen algunos aparatitos que los pobres nos solemos ahorrar porque, sinceramente, con mover patita a la izquierda y a la derecha se ahorra uno el precio del un poco inservible aparato (está siendo demasiado, lo siento).

Luego, claro… ella sigue trabajando (previamente él había comprado la editorial, por supuesto) y sufre acoso laboral (el jefe no tenía otra cosa que hacer que intentar tirarse a la novia del dueño, claro. Despiden al jefe de ella (se hace la sorprendida, eh). Total, que al final hacen a la chica editora porque es tan lista que quiere promocionar a un autor con 80.000 visitas en su web (una visionaria, vamos).

Dije al principio que no engancha pero mentí, a ver por dónde salen porque empieza a ser muy fuerte. Venga, vamos a seguir con los chistes de pobres… después de pagar la cuenta (sí, Christian Grey lo hace) la toca un poco (pero poco, no os vayáis a creer, eh) y le dice eso de que te aguantes porque claro… no es plan en un ascensor. ¡Lo que ser millonario porque los pobres tenemos que pedir que lo hagan, pero por favor y eso para que lo finjan y mal!

Ahora nos llega una loca a la que el señor Grey tiene dominada y hace magia, claro, porque para eso tiene “pasta” y ella se queda “flipada” con el truco pero no, ella tiene “personalidad” y no quiere terminar de esa manera (se supone que va del rollo “sumisión” y tal, me estoy riendo tanto que no sé si pillo el potencial de esto, lo siento).

Llega la parte “rollo” de la película y nos hablan de sentimiento como si alguien no se tuviese que haber retorcido fuertemente un testículo para escribir esto. Hay drama y se supone que sienten algo el uno por el otro. Hacen que lloran y todo (os juro que debe ser todo un esfuerzon interpretativo, no me meto ni con actores ni con guionistas).

Bueno, que sigue… después del polvete y tal y cásate conmigo él se levanta y se pone a hacer dominadas para marcar musculito y ella pone cara de mmmm… y sigue con sus ejercicios como si no le miraran (que sí, que sé que nosotros intentamos no morir por la resaca, pero que es MILLONARIO, que se te olvida).

Bueno, estábamos esperando que esto terminara ya con lo del matrimonio, pero no…. Que también pilota helicópteros como James Bond y se la pega (de paso nos enteramos, o nos recuerdan, que tiene sólo 27 años y millonario, yo insisto). La vida es un drama y la película se llena de lágrimas, ¿qué pasará con Christian Grey? ¿No había un tercer libro? ¡Ah, sí, que aparece justo el día de su cumpleaños y se casan! A todo esto, tenemos tiempo para otro ejem, ejem antes de terminar el argumento de esta obra maestra. A todo esto que la cosa esta vez sí que se pone dura (me refiero al “sado” se romanticón de ellos, no a los anuncios de virilidad que salen en las páginas cochinas, hoy tengo mi día, lo siento). Polvete con cadenas…

Luego al final llegamos al momento del anillazo y los fuegos que nos hace humedecer a todos… pero hay un tío que fuma eso malo, malo. Termina esto con el anuncio de la tercera joya en San Valentín del año que viene.

No os la perdáis.

Fifty Shades Darker – Official Trailer (HD)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here