En el exótico caribe de Bocas del Toro, Panamá, se levanta un proyecto único Caribbean Nature. Un proyecto totalmente ecológico de la mano del confort que todos buscamos al ir de vacaciones, enmedio de un paisaje de aguas cristalinas y selvas totalmente vírgenes. Dos hoteles en una isla privada de 42 hectáreas, uno con villas a pie de playa y el otro con villas sobre el mar

Bocas del Toro ubicado en Panamá se ha convertido en el destino de moda para aventureros, amantes de la naturaleza y turistas que buscan lo mejor. En las últimas décadas, diferentes hoteles han escogido este grandioso archipiélago para establecerse desarrollando el turismo de lujo sostenible. Además de por su exuberante naturaleza en estado puro por la ubicación geográfica tan privilegiada de Panamá, es que este pequeño país es reconocido como el hub de las Américas, ya que diariamente se realizan más de 90 conexiones aéreas, a 34 países de América y Europa.

Con vuelos sin escalas entre Panamá con la ciudad de Frankfurt en Alemania y otros países europeos como España, Francia, Holanda y Portugal. Además de vuelos directos a más de 40 ciudades de Estados Unidos, Canadá y toda Latinoámerica. Esta ventaja es aprovechada por millones de turistas cada año, por lo que al descubrir la belleza de Bocas del Toro se formó una pujante zona turística ecológica muy diferente y atractiva a solo 45 minutos en avión desde el aeropuerto Marcos A. Gelabert en ciudad de Panamá hasta Isla Colón en Bocas del Toro.

Millones de personas viajan hasta 24 horas con 2 o 3 escalas de entre 3 y 9 horas para conocer lugares con el mismo exotismo como lo son Tailandia e Indonesia. Por lo que esta nueva opción de destino es realmente apreciada por los más experimentados viajeros y aventureros del mundo entero.

Caribbean Nature es un imponente proyecto totalmente ecológico que busca satisfacer a los viajeros más exigentes con la naturaleza virgen de su entorno de la mano con sus altos estándares de calidad en un clima tropical entre 26 y 37 grados centígrados todo el año.

Situado en una isla privada de 42 hectáreas a 15 minutos de Isla Colón, Caribbean Nature incluye dos hoteles: en tierra Hotel Blue Dolphin con modernas villas bellamente decoradas, a pie de playa y Hotel Palm Islands con villas diseñadas con un toque moderno en contraste con el alma caribeña y bellos detalles como acuarios naturales en el suelo por donde se ven los peces y corales del fondo marino, también cuentan con mini muelles, terrazas y solariums.

Además contará con una discoteca en medio de la selva, un spa situado en un mirador a 6 metros de altura con vista de 360º al mar y la selva, piscina de agua salada, opción gratuita de kayaks y equipos de snorckel. Además tours económicos por las diferentes atracciones del área entre ellas el avistamiento de delfines libres en su hábitad natural sin redes, visitas a los pueblos indígenas, pesca, buceo, visita a Cayo Zapatillas parque con playas protegidas, tour a la cueva de los murciélagos, todos los días puede ir y venir al pueblo de Isla Colón con su ambiente alegre afro con reggae caribeño, etc.

El mundo del Caribe bocatoreño es realmente mágico, Caribbean Nature conserva la esencia del Caribe matizada con el confort y el diseño contemporáneo, un proyecto único en América.