Tres de cada cuatro personas prefieren beber agua en botellas de vidrio

0
115

El vidrio, al ser inerte químicamente, permite conservar los alimentos sin alterar su sabor.

Son varios los materiales utilizados por la industria de la alimentación para envasar la comida. Vidrio, metal y plástico aparecen siempre en los primeros puestos de esta particular clasificación.

Ahora, gracias a una encuesta realizada por Friends of Glass España sabemos que los españoles consideran a los tarros de cristal como el componente más adecuado para conservar el sabor de los alimentos. De hecho, un 80% de los más de 1.000 encuestados se alinean en esta posición, prefiriendo el vidrio como material para conservar sus alimentos.

Un dato curioso que se remarca en este reciente estudio es que casi un 90% de los españoles considera que el sabor de los alimentos se modifica dependiendo del envase. Así, no será lo mismo comer una comida en un envase de plástico que en uno metálico o en otro de cristal.

En este sentido, las botellas y los tarros de cristal cuentan con una percepción tremendamente positiva por parte de la inmensa mayoría de los consumidores. Algunas de las razones que podrían explicar este hecho son que se trata de un material inerte desde el punto de vista químico, lo que permite conservar los alimentos durante largo tiempo sin alterar lo más mínimo sus características o su sabor.

En resumidas cuentas, pese al gran avance de la industria en mejorar todos los materiales para el envasado de comida, todavía hoy 8 de cada 10 españoles considera al cristal como el componente más adecuado y preferido para conservar los alimentos.

Arno Steguweit es el primer Sumiller de agua europeo y, por lo tanto, un experto en este campo. Según él, “el envase es uno de los componentes fundamentales en el consumo de agua y, en mi opinión, solo hay un único envase posible, ya que nada más aparte del vidrio puede contener un producto tan frágil como el agua de forma tan positiva”.

Aunque en un primer momento cueste creerlo, son muchos los consumidores que afirman detectar un cambio de sabor en el agua según el tipo de envase en el que vengan. El mismo sondeo afirma, por ejemplo, que el 90% de los españoles prefieren el sabor del vino embotellado en vidrio, o un 60% se posiciona a favor del aceite de oliva en cristal antes que en plástico.

La búsqueda de productos que se encuentren conservados de una manera ideal es la que provoca que los consumidores prefieran el vidrio antes que otros materiales, como por ejemplo los envases de plástico. Es por ello que Juan Martin Cano, Secretario General de la Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio, considera que “no tardaremos en ver un resurgimiento del vidrio”.