El estilo nórdico es una de las tendencias que llegó con más fuerza en los hogares españoles y que ha logrado dejar marca en todo el mundo de la decoración

Hace más de una década el estilo nórdico se puso de moda en prácticamente todo el mundo y, desde entonces, no ha dejado de ser tendencia, algo que desde Decorablog agradecemos, ya que estamos completamente enamorados de este tipo de decoración surgida en los países escandinavos, es decir, en lugares en los que los inviernos son largos y duros y la luz natural escasea.

Si te gusta este estilo y quieres introducirlo en tu hogar, te recomendamos que estés muy atento a lo que te contamos a continuación, ya que hoy vamos a darte las 10 principales claves de la decoración escandinava. ¡Ya verás como imitar el estilo más exitoso del momento resulta de lo más sencillo.

Luz
Sin duda, una de las claves del estilo nórdico es la luminosidad. Por tanto, deberás dejar que la luz natural se cuele en todos los rincones de tu hogar. Para ello, tendrás que prescindir de las cortinas o, de lo contrario, apostar por diseños de tejidos livianos y colores claros. También es buena idea que comuniques las habitaciones y que evites colocar piezas de mobiliario frente a ventanas. Por supuesto, también deberás prestar atención a la luz artificial, introduciendo diferentes puntos de luz.

Protagonismo del blanco
Para lograr luminosidad en las estancias también es importante que predomine el color blanco, que sobre todo está presente en paredes. Por supuesto, también es buena idea introducir otros tonos claros, como los grises y los beiges. Además, debes saber que la combinación blanco y negro es muy popular en los países nórdicos. Si te aburre tanto color neutro, siempre puedes introducir pinceladas en tonos vivos o pastel.

Madera
El material estrella del estilo nórdico es la madera, que aporta calidez a las estancias. Eso sí, debes tener en cuenta que las más comunes son las claras, que son las que predominan en los bosques nórdicos. Otros materiales que son protagonistas de este estilo, aunque en menor medida, son el metal, el mármol, el cuero y las fibras naturales.

Funcionalidad
Por otro lado, queremos comentar que la decoración escandinava es totalmente funcional. Además, los nórdicos suelen apostar por los muebles ligeros y de líneas rectas.

Orden
También es importante que tengas en cuenta que para lograr una decoración puramente nórdica, tu hogar deberá estar limpio y ordenado. Y no solo eso, sino que deberás evitar introducir demasiados objetos decorativos que no tengan una funcionalidad concreta.

Toques vintage
Como te acabamos de comentar, para lograr un ambiente de estilo nórdico no hay que introducir demasiados objetos decorativos, pero no es mala idea apostar por algunos elementos vintage. Por supuesto, también puedes colocar algún que otro mueble retro.

Estampados geométricos
Tanto en paredes como en textiles, son muy comunes los motivos geométricos, y más concretamente los rombos y los rectángulos. Por tanto, no olvides introducirlos en tu hogar.

Gusto por lo natural
Otra de las claves del estilo nórdico es introducir elementos procedentes de la naturaleza y, lo más importante, sin tratar. Así, es buena idea incorporar troncos que hagan la función de mesitas, ramas secas, flores frescas, tejidos naturales, figuras con forma de animales…

Mezcla de texturas
También es importante que tengas en cuenta que los nórdicos suelen mezclar diferentes materiales en un mismo ambiente. Y no solo eso, sino que combinan diferentes tipos de tejidos, preferiblemente de procedencia natural. Mención aparte merece el pelo, que aporta un toque de calidez único.

Objetos handmade
Por último, queremos comentar que en los ambientes nórdicos son bien recibidos los objetos handmade. Así, es buena idea que apuestes por al decoración DIY. Por ejemplo, puedes optar por incorporar muebles restaurados o complementos de croché.

 

El contenido de este comunicado fue publicado primero en la página web de Decorablog

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here