Los guionistas de las últimas películas de James Bond, Robert Wade y Neal Purvis, se ven superados por la realidad de Trump a la hora de crear un malo-malísimo.

No quería pero… a pesar de que hoy la cosa ha estado tranquila en cuestiones políticas, los guionistas de las últimas películas de James Bond se han confesado en The Telegraph y han dicho que un tipo como los que ellos habían creado que llegase a la presidencia de EE.UU… superar eso es todo un reto (y sí que lo es, sí). Robert Wade y Neal Purvis han manifestado su inquietud sobre la realidad atroz que están viviendo los ciudadanos, las divisiones, los atentados en Eropa. Antes llegaba James Bond en su Aston Martin y podía con todos pero ahora la realidad, por muy trillada que esté la frase, ha superado la ficción.

“Lo interesante…”, continuaba Neal Purvis, “…será observar cómo reaccionamos al comprobar que la fantasía se ha convertido en realidad”.

Según los guionistas, ahora nos enfrentamos a un mundo mucho peor que cualquier trama de espías (vamos, dando ánimos, como si la cosa estuviera para tirar cohetes).

Nos apetece ver lo último de Bond y nos apetece ver qué van a crear para superar al malo-malísimo, al súper-villano que ahora (algunos dicen, yo no, claro) habita entre nosotros y es votado en un país que piensa volver a construir muros.

Suerte para Robert Wade y Neal Purvis, que la van a necesitar.

Por cierto, la última de Bond ni la veáis, ¡qué cosa, Dios mío!