La victoria de Trump nos invita a reflexionar sobre los fabricantes tecnológicos y cómo las medidas proteccionistas influirán en los precios.

No, no ha habido suerte y no vamos a poder pasar el día sin hablar del Presidente Trump y en esta ocasión vamos a intentar ver qué pasará con las empresas tecnológicas que, como todos sabemos, fabrican muchas partes de sus componentes fuera de Estados Unidos.

The Entertainment Software Association (ESA) ha informado que es posible que el precio de las consolas tengan una subida significativa debido a los impuestos (se habla entre un 5% y un 10%), así como los video-juegos y demás (la ruptura del tratado del Pacífico tampoco ayudará). Sin embargo dicen que las compañías lo están estudiando. Otro que lo está estudiando es Apple, que ahora estudia fabricar sus dispositivos en Estados Unidos (que es lo que quiere el Presidente Trump o eso pretende).

Lo cierto es que la tecnología nos da un ejemplo del riesgo que las medidas proteccionistas pueden causar a nivel mundial y lo que el ya famoso America First puede causar a nivel global: alza de precios, pérdida de poder adquisitivo… y al final, siempre que sucede esto (que ya ha sucedido, no hace falta ser tan viejo como yo para darse cuenta) viene lo que viene: rece… sión. Y la recesión afecta a todos aunque algunos parezcan no querer darse cuenta, por muy populistas que sean sus discursos.

Cuando un americano compre su nueva Nintendo… le saldrá probablemente más cara. ¿Beneficia eso en algo a alguien? Lo de querer machacar los mercados exteriores para así beneficiar el suyo (que se ha hecho, lo sabemos todos, pero tampoco se había dicho tan abiertamente) tampoco parece la mejor idea pero él sabrá que es el señor presidente.

Suerte para él y su nuevo gabinete.

P.S: Lo siento, yo también estoy harto de escribir de este señor pero es noticia un día tras otro, a ver qué hace este fin de semana que creo que viaja a México, nada menos.