La epistocracia defiende que sólo deberían votar los que están más preparados y es una tendencia de moda. El último libro de Jason Brennan nos habla de ella.

La epistocracia defiende que no todos deberían votar porque pasa lo que pasa (y así salió elegido alguien por ahí que empieza por la letra t). Mencionan en este artículo bastante completito, que ya empezó el asunto con Platón (sí, hasta ahí ya llegaba) y que continuó con John Stuart Mill y me gustaría añadir que Ibsen, el dramaturgo al que no le gustaba pagar impuestos (en Noruega era muy puntillosos con eso, aunque con Bergman hacían lo mismo) iba por los mismos derroteros.

¿Sigue teniendo sentido el sufragio universal dados los últimos resultados electorales? En el artículo se cita el libro Against Democracy, publicado el año pasado y que causó furor (dícese, que vendió mucho) pero yo me quedo con Platón que en su libro La República (sí, antes hacía trabajos universitarios a cambio de botellas de whisky, la vida es así) y defiende esta misma hipótesis.

Ni la defiendo ni la ataco (últimamente me decanto poco –no me gusta el vino-) pero hemos aprendido al menos una nueva palabra con la que hace años estuve muy de acuerdo (lo confieso):  epistocracia… aunque me planteo si fuese así me dejarían votar porque no estoy muy seguro (y más leyendo lo que dicen algunos). No, los gordos no tendríamos derecho a votar porque aunque tengamos el CI de Einstein somos idiotas porque nos gusta la comida o la bebida y eso no está de acuerdo con la epis… un momento… tocracia (gracias por la inspiración, Barney).

El mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio

Winson Churchill

Ya fue Churchill, que no era muy demócrata pero que le tocó lo que le tocó, uno de los que se manifestó contra esto del voto con frases tan simpáticas como la que os pongo a la derecha (una joya, sí) pero pensemos un poco porque si sólo votásemos los guapos, ricos y famosos a lo mejor la cosa tampoco iba muy bien porque los gorditos (aquí en la retaguardia, no he votado en mi vida) también tenemos nuestros derechos.

Epistocracia Video: Cristiano Ronaldo, indignado: “Soy guapo y rico y me tienen envidia”

Opinó, Martín Cid.