Antes de entrar en el país, Estados Unidos estará vigiando tu Facebook, Twitter y demás según se aprobó este mes por la administración Obama.

Pues sí, chicos y chicas, tened cuidado con vuestras opiniones políticas (tampoco mucho, que no muerden) porque si queréis daros un garbeo por Times Square esta Nochevieja y no tenéis niguna demanda pendiente en ese país (ejem, ejem), antes de entrar os estarán vigilando a ver qué andáis diciendo por ahí no vaya a ser que digáis cosas feas o hagáis apología de algo que no se puede hacer.

Para entrar en Estados Unidos era necesario rellenar un cuestionario (el ESTA) que preguntaba temas que no iban con mucha doble intención y que había que tener un poco de mala leche para fallarlo, seamos sinceros. Ahora, además, tenemos que haber sido buenos en las redes sociales y, si no eres ciudadano americano, te investigarán oficialmente (sí, lo de ‘oficialmente’ va con segundas). Voy a recomendar una película que me gustó y me sorprendió bastante de Oliver Stone. ¿Sabíais que sólo se necesitan cuatro contactos para llegar a vosotros y ser sospechosos? No me puedo extender en el asunto pero en la película lo expresan muy bien.

Snowden (2016), de Oliver Stone. Crítica

Bueno, pues ya lo sabéis y no os paséis de listos ni con la ironía antes de ir a Times Square. Yo lo aviso. Luego… pasa lo que pasa.

Informó, Martín Cid.