Los planes de Donald Trump incluyen reforzar la capacidad nuclear de Estados Unidos para no quedarse atrás y poner en riesgo al país.

No, los tiempos de Reagan parece que no se han olvidado y la carrera nuclear se retoma con fuerza y lo ha confirmado hoy mismo Donald Trump a través de Twitter: Estados Unidos tiene que reforzarse para que nadie le pille de improviso. Ya lo anunció hace unos días el presidente ruso, Vladimir Putin, que anunciaba una nueva escalada en la carrera nuclear y ahora desde América llegan noticias similares, así que las tres grandes potencias mundiales tienen claros sus objetivos, y no son precisamente proteger a los ciudadanos contra el cambio climático (atrás quedaron tiempos distintos, hay que adaptarse).

Sí, a todos nos gustaron los años 80 pero también tenemos que recordar la escalada nuclear y también recordamos con cariño a Kennedy pero recordemos la crisis de Cuba (que vino heredada, no le estamos culpando) y los problemas que en el pasado la escalada armamentística trajo al mundo.

Sin embargo, y sin defender a Trump, la escalada armamentísitca en China y en Rusia es evidente, inevitable y poderosa. Sí, tenemos que acatar los hechos y parece que ellos no están muy dispuestos a hablar y que Putin no es Gorbachov y que China no es el Japón de la II Guerra Mundial (y no, tampoco Trump es Kennedy).

Ya hemos publicado numerosos artículos sobre la vuelta de la Guerra Fría, les dejamos con sólo uno de ellos:

La Guerra Fría y Wikileaks: Trump podría haberse benefeciado de filatraciones

Y para terminar, os os dejamos el tweet que generó todo el asunto:

Cuídense, cuidaros, sean buenos y felices fiestas de nuevo. Informó, Martín Cid.