Google Assistant es la evolución que pretende introducir Google en sus sitemas, ahora basados en IA (Inteligencia Artificial).

¿Qué pretende Google? Ayudarnos. Dícese: recopilan datos, la IA los interpreta y gracias a Google Assistant nuestra vida será más fácil. Ejemplos: sabe que nos gusta el whisky de malta y que llevamos toda la tarde aburidos… pues tómate un whisky, hombre. O sabe que nos gusta cuidarnos y tal y nos da una recomendación bien distinta.

Video: Google Assistant vs Siri! (2016)

Las compañías tecnológicas se están dando mucha prisa con la implantación de las Ias porque saben (y tienen toda la razón) que estás tecnologías son el futuro y ya casi presente. Seamos sinceros, por ahora la creación de R2D2 está bastante lejos y las Ias apenas son capaces de responder a preguntas muy sencillas y seguir conversaciones muy básicas, es cierto, pero las posibilidades de estas máquinas capaces de aprender solas son realmente ilimitadas.

Por ahora Google Assistant no se plantea nada estrambótico ni futurista, sólo ser un complemento para las búsquedas (lo podéis probar fácilmente en la app Allo, de la que ya hablamos hace un tiempo).

IA, Google y Allo

Hace poco se presentó Google Home, que es un asistente para la casa que interactúa con nosotros y nos dice cosas tipo a dónde podemos ir a cenar (lo han diseñado los de Pixar, por cierto). Sería algo así como tener un buscador en casa que, en un futuro (insisto, esto está muy beta a mi modo de ver) nos ayudaría en la vida cotidiana y nos la haría más fácil y sencilla.

Pues ésta era la noticia. Por cierto, Apple fue el primero en aplicar estas nuevas tecnologís pero parece que Google se lo está tomando muy en serio (e insisto, no esperéis futurismos). Por supuesto, el aparatito de Google es capaz de ponerte la canción de Heidi si la quieres (o la que sea).

Video: Google Home review