Karim Benzema. Fuente: flcikr. Autor: Chris Deahr
Karim Benzema. Fuente: flcikr. Autor: Chris Deahr

El Real Madrid ha vencido al Kashima Antlers por 4-2 con goles de Benzema y Crsitiano (tres, uno de penalti). Apretado partido que tuvo que ir a la prórroga.

Tiró Modric y al rechace (enfasto) del portero japonés Benzema marcó el 1-0 y la final estaba ya decidida (minuto 9). Cristiano ha vuelto al ciclismo que tanto practicaba en el Manchester y tanto sacaba de quicio a Ferguson. El Madrid se va haciendo con el partido, la posesión y el equipo japonés muestra sus carencias, inevitable… O no, porque al borde del descanso los japoneses marcan el empate, Varane falla en el despeje y el Madrid que se va al descanso con 1-1.

Comienza la segunda parte y… sí, nadie se lo cree pero 2-1 para el Kashima y nadie se esperaba esto pero… ahí están los japoneses a punto de convertirse en campeones del mundo, casi nada… hasta que en 57 Lucas Vázquez fuerza un penalti de esos inocentes (es penalti, sí) y Cristiano marca sin hacer ninguna bicicleta. 2-2. El Madrid no encuentra el tercer gol pero… el fútbol es así… que sufrió mucho en los últimos minutos y nos vamos a la prórroga.

Increíble el Kashima.

En la prórroga Cristiano no tuvo piedad y… ley de vida, gana el grande. Al final, el propio Cristiano completó su hat trick y 4-2 y campeón del mundo en un partido en el que sufrió más de lo que debió y de lo que estaba previsto.

Informó, Susana Gil.