Messi. Fuente: Wikipedia. Autor: Agência Brasil
Messi. Fuente: Wikipedia. Autor: Agência Brasil

Ya están aquí los octavos de final de la Champions League y, como ya dijo Luis Enrique, al Barcelona le tocó el gran ‘coco’ (casualidades del bombo, desde luego). El PSG-Barcelona y el Bayern Munich-Arsenal son los dos platos fuertes de los octavos, que completan un Madrid – Napoli (le tenía que tocar un primero) y un interesantísimo Oporto – Juventus.

Para el Real Madrid podría haber sido peor pero, como siempre, le toca un rival asequible y no es otro que el Napoli, el equipo italiano que no parece una seria amenaza para el actual campeón de Europa que, por una vez, jugará el primer partido en su campo (el Bernabéu).

El Bayern – Arsenal será el cruce más interesante de la jornada (junto con el Barça, pero eso estaba previsto). Esperaremos a ver que hacen los de Ancelotti contra los Gunners, que no parecen en buena forma en las últimas jornadas aunque, como bien sabemos, aún quedan unos meses para que se disputen los octavos y esto cambia mucho en unos meses.

Al Barcelona le toca el coco del segundo bombo, el peor equipo que le podía tocar pero… ya están acostumbrados y los Messi y compañía tendrían que echar mano otra vez de la magia de Luis Suárez y Neymar para solventar un choque en el que los parisinos les tienen ganas.

Éstos son los cruces de octavos en la Champions League: Manchester City-Mónaco, Real Madrid-Nápoles, Benfica-Borussia Dortmund, Bayern Munich-Arsenal, Oporto-Juventus, B. Leverkusen-Atlético, PSG-Barcelona, Sevilla-Leicester.

Informó, Susana Gil.