Kevin Gameiro. Fuente: flickr. Autor: Aleksandr Osipov
Kevin Gameiro. Fuente: flickr. Autor: Aleksandr Osipov

Clásico: saca Koke y la mete el uruguayo Godín. El primer gol de un defensa en toda La Liga. Dos minutos después, envío largo para Gameiro y el Atlético que se pone 0-2 y partido decidodo.

Anteriormente, el Osasuna desperdició un penalti en el minuto cinco (Roberto Torres). El equipo de Caparrós se comportó, se puso de tú a tú con del Cholo y nada que envidiar al equipo rojiblanco. Diferencia (como casi siempre): la pegada.

Muy combativo el Osasuna en El Sadar hasta donde pudo.

Segunda parte: Osasuna quiere pero no puede y mis pequeños ojos de gata que se cierran poco a poco. Nada de ti, nada mí, nada de nadie…. Penalty no pitado a favor del Atleti que se traga el árbitro. Un Atlético que jugó al 4-5-1 y que se dedicó a vivir de las rentas. Cuando ya el árbitro iba a pitar, Carrasco puso el 0-3, la sensación de esta temporada en el Ateleti.

Soporífera segunda parte y soporífero partido.

El protagonista: el césped. Horrible.

El crack: Godín, que rompió el partido.

Informó (o algo así), Susana Gil.