open-book-library-education-read-159621

Hoy declararon los Celtas Cortos, un grupo de rock (nada que objetar, muy buenos), que la educación de hoy “es una máquina de muchachos con encefalograma plano”. Nada que objetar a eso porque estamos e acuerdo pero a mí me surge una reflexión y voy a poner un link sobre la noticia que todos conocemos y que nos dará, sin duda, que pensar.

Donald Trump, nuevo presidente de Estados Unidos

Sí, son dos países distintos pero allí, hace veinte o treinta años (lo digo por la edad del voto) o incluso más, la educación estaba mejor y el señor Donald Trump ha salido elegido presidente. Sí, Lady Gaga ha protestado frente a la torre Trump y los demás estamos boquiabiertos pero así ha pasado y en el país (bananero, sí) origen de los Celtas Cortos ha salido elegido un gobierno cuanto menos sospechoso de llevarse lo que no es suyo (o eso opinan en la calle). Me refiero: ¿es culpa de los video-juegos también lo de Trump? Yo lo que sé es que el post más visitado en mi blog es el siguiente:

Salva la vida a Donald Trump en Mr President

Y no sé quién tiene la culpa de esto, si yo por ponerlo (que lo hice de cachondeo, seamos sinceros) y la gente por leer esto pero tal vez, y sólo tal vez, no sólo falle el tema gubernamental en el asunto de la educación (que falla por todos los sitios, salvo creo que en Finlandia y algún que otro recóndito lugar, que están todos educaditos y cumplidores, sanos comedores) y sí falle una cohesión social que permita una revitalización cultural que, ahora, es tan necesaria.

Sí, le podemos echar la culpa a Twitter de que somos idiotas pero, francamente, nadie nos obliga a usarlo y mucho menos salvar la vida a Trump en un viode-juego pero, aunque no lo crean, eso no nos ha vuelto idiotas sino, tal vez, el proceso paulatino que nos ha llevado al aislamiento cultural. La falta de iniciativa, la búsqueda de lo fácil (sí, en las redes sociales se hace, son rápidas y sencillas), la falta de interés… lo que nos convierte hoy en personas con encefalograma plano no es la educación (que es y era nefasta, seamos sinceros) sino la falta de iniciativa. Es mi opinión, no hace falta que nadie esté de acuerdo con ella.

Yo fui al colegio con las notas más altas de media en cierto lugar de cierto país que ya conocéis (lo pone en mi biografía, tampoco es que lo oculte, pero bueno). Método: te cosían a deberes y al día siguiente alguien salía a la pizarra y se corregían. ¡El profesor se ganaba el sueldo, sí! Luego estaban las sesiones de copiado tipo Edad Media y las revisiones de cuaderno. Antes era un colegio de chicos y éramos todos un poco cochinos y tachábamos cosas y tal pero luego lo hicieron mixto y llegaron ellas con sus cuadernos impolutos y sacaban siempre mejores notas porque se aplicaban más (bien por ellas, eh, nada que objetar). Pero bueno, que mi educación era tener un cuaderno bonito y vomitar una lección al día siguiente (e insisto, el colegio con mejores notas de la capital de un país con 50 millones de habitantes, tampoco era tan ‘lo peor’).

Pues lo dicho, que la culpa es… de Twitter.

Vamos a poner un vídeo de Miranda Lambert bastante simpático.

Miranda Lambert – Somethin’ Bad ft. Carrie Underwood