alcohol-party-glass-table

La Universidad de New South Wales ha hecho un pedazo de estudio sobre más de cuatro millones de personas (esto sí que es un estudio, no otros, y no cito a la CNN) en el que asegura que ellos y ellas beben ya más o menos lo mismo y que le dan al gin-tonic con la misma facilidad que yo me tomo un whisky.

En otras conclusiones en las que no estoy de acuerdo es que una de las causas es el abaratamiento de las bebidas. Pues no saben lo que me gasto yo al whisky al día, y porque no tengo más dinero, la verdad… en fin, que ellas parece que le han cogido el gusto a eso de tomar alcohol (por supuesto, nada que objetar, me encantan las mujeres que beben y fuman, las vegetarianas ni yo a ellas ni ellas a mí).

Pues eso, un punto más para la igualdad que siempre he defendido y siempre defenderé pero eso del feminismo no me va mucho, lo siento. Me encanta tomarme una copa con una chica y que ella se la tome conmigo y si nos viene mal a la salud, pues que nos siente mal a los dos pero, también, lo pasamos bien los dos, que por algo la gente sigue bebiendo, que a veces se nos olvida que también lo disfrutamos (los dos ahora, mucho mejor, ¿no?).

¿Una copichuela alguna por ahí?

Joe Nichols – She Only Smokes When She Drinks