suit-portrait-preparation-wedding

Para comenzar, y he visto mucho cine y conocido a demasiadas pocas mujeres así que si me llueven palos no me extrañaría… Manbot es un regalo. Sí, y no lo digo en que es encantador a la vez que misterioso y tierno a la vez que decidido y aventurero a la vez que taciturno y alegre a la vez que tiene su lago malvado (a ver cómo diantres programamos eso, chicos, ración triple de pizza para hoy)… es un regalo porque Manbot tiene que ser regalado y no comprado.

Manbot es un producto para personas con alto poder adquisitivo. Si no tienes tu propia marca de filetes (sí, va por Donald Trump) probablemente no puedas permitirte regalar un Manbot. Manbot viene con su castillo, su jet privado y su colección de vino (¡toma!).

Sólo existe la versión 3.0, las dos primeras fueron desechadas por falta de demanda.

La primera vez que hables con Manbot te contará su historia porque ha sido programado con una historia que él mismo se la cree (lo hacemos todos): su fortuna proviene de su familia aunque nunca le ha hecho ascos al trabajo y las empresas que posee son fruto de sus esfuerzos. ¡Y es verdad! Porque Manbot no sólo viene ya forrado sino que sigue produciendo más y más dinero para que podáis vivir el amor a todo trapo.

-María, ¿dónde te apetece cenar hoy, París o Viena? Es para avisar al piloto.

-Jo, Manbot, hoy prefiero quedarme en casa y comer un poco de caviar.

¡Y Manbot te lo prepara! A tu gusto siempre, porque tiene memoria y es detallista y recuerda siempre cómo te gusta cada cosa pero siempre sabe sorprenderte con algo nuevo (pizza de por vida para el que solucione esto, ánimo, programadores).

Manbot no necesita lavarse porque es un robot pero… ¡se lava igualmente! Sí, Manbot cuida su higiene pero no va al gimnasio porque se mantiene siempre en forma gracias al litio y otros asuntos que él mismo produce en una de sus compañías en el extranjero.

Gracias a la nueva generación de conexiones neuronales, Manbot es capaz de leer en tus ojos lo que quieres en cada momento y no te va a pedir ni ofrecer nada que no te apetezca. No no será inoportuno con eso de ‘vamos a la piltra’ ni hará comentarios groseros ni chistes soeces como alguno que tú y yo conocemos, no… Manbot se comporta y lo puedes sacar por ahí y enseñárselo a tus amigas y que rabien de envidia.

Puedes configurar a Manbot como quieras porque viene con una app muy sencilla que se instala en el móvil y allí le das forma al mentón, al pelo, constitución física, edad… todo configurable para una experiencia plena. También puedes vestirlo a tu gusto eligiendo la noche anterior su vestuario a través de la app.

La novedad más importante en esta nueva versión es que Manbot tiene conversación y es capaz de comprenderte sin ser reiterativo ni agobiarte a cada momento como haría un vulgar hombre. Gracias al nuevo software de inteligencia artificial, Manbot comprende lo que dices y analiza en su base de datos, la coteja con una inmensa base de datos de películas, y te da siempre la respuesta adecuada. Ejemplo:

-Manbot, creo que estoy embarazada.

-Siempre nos quedará París –responde Manbot.

Por supuesto, todos los modelos incluyen ‘modo la culpa es mía’ auto-instalado, en perfecto funcionamiento perpetuo garantizado.

Pues aquí tenemos el nuevo androide para ellas, Manbot. Espero que si alguno está interesado me suelte una millonada que yo mismo me encargo del proyecto.

Mientras, os tendréis que conformar con tipos de carne y hueso. Yo ya estoy para el arrastre así que nada.

Espero que os hayáis reído un rato. Saludos.

Video: Justin Bieber – Sorry (PURPOSE : The Movement)