Mackenzie Davis. Fuente: flickr. Autor: NASA/Bill Ingalls
Mackenzie Davis. Fuente: flickr. Autor: NASA/Bill Ingalls

Estamos en los 80 y sí, la gente está fumando en los bares como siempre debió ser. Kelly (Gugu Mbatha-Raw) y Yorkie (Mackenzie Davis) se conocen (por cierto, lamentable el Jack Daniel’s con coca-cola, primero pedirlo y luego la cosa que les ponen, tampoco eran tan desagradables para tratarlas así).

Por cierto, la banda sonora, si eres como yo ya un poco abuelete… la recordarás seguro.

Belinda Carlisle – Heaven Is A Place On Earth (Official Music Video)

Yorkie es mojigata mientras que Kelly se las sabe todas en un mundo lleno de canciones ochenteras que nos hace cuestionarnos si verdaderamente nos hemos equivocado de serie y si estamos o no dentro del universo de Black Mirror. Se llevan bien, una cosa lleva a la otra y ya sabéis, terminan despertando juntas por decirlo finamente… hasta las 12 en punto de la noche como en Cinderella.

Es el planteamiento inicial de un capítulo precioso, original sobre el tiempo y la eterna juventud. No digo más para no tener que poner eso de spoiler alert. Pero qué capítulo más bonito (sí, es la misma serie, lo prometo).

Pero por este capítulo merece la pena haber visto toda la temporada. ¿Qué es San Junipero? Estoy seguro que os sorprenderá.

Video: Black Mirror’s Gugu Mbatha-Raw On The Brilliantly ’80s World Of ‘San Junipero’