Bien, tal vez viváis en otro lugar y en otro tiempo o no, o yo pase demasiado tiempo conectado a esto pero os voy a explicar un par de cosas que hay por ahí. No voy a infriengir nada (ya sabéis a qué me refiero) y esto va a ser tan sutil y espero (jeje, o no) que toméis esta información a título informativo.

Primero, ¿qué es la Deep Web? Se define más o menos como toda aquella información que circula por internet que no es rastreable por Google y los buscadores normales. Ya, es una definición un poco estúpida pero es más o menos la oficial y lo que dicen. Ahora bien, ¿dónde puedo comprarme… no sé… un riñón? ¡Pues todos sabemos dónde! Un ejemplo ilustrativo, le han caído tropecientos años de cárcel al administrador de Silk Road. Bien, pues allí encontrabas cosas para meterte en vena, por la nariz y sabe Dios qué otros lugares. Se convirtió en el lugar más famoso de la Deep Web. Lo que podemos encontrar por allí puede llegar a asustar, sí, y todo esto de la Deep Web se ha hecho famoso por esto mismo. Y sí, podemos encontrar cigarrillos a mitad de precio pero desde aquí siempre recomendamos pagar los impuestos a los responsables gobiernos.

¿Cómo accedo a la Deep Web? Puff, hay que ser un hacker de la leche pero vamos a intentarlo… de pones una gorra, unas gafas de sol y una sudadera con capucha (muy importante la última parte y que no se te olvida, si entras con pinta de yupi te detectan, eh) y pones en Google: Tor Browser (en español te sale igual pero a mí me lo coge en inglés). Luego le das a Download, next, next, bla, bla y… ¡voila! Estamos dentro, sí.

No te quites la gorra todavía que te queda bien, anda. Sí, en la Deep Web no te detectan porque se trata de un tráfico altamente encriptado. ¿Va lento? ¡Como una tortuga mareada, la verdad! Pero bueno, desde aquí tu tráfico es invisible pero no te andes metiendo en el YouTube ni nada de eso (aunque no veo mucho problema por ver a Rhianna desde el Tor, la verdad) y no bajes nada que sí que te pillan. Hay instrucciones precisas en la propia documentación del Tor. Si te quieres poner hacker total, creo que hay un sistema operativo por ahí especialmente preparado para ya…

Ahora tenemos las .onion, que onion es cebolla en la lengua de Shakespeare y son como las .com pero dentro de la Deep Web y bueno… a entrar en los sitios ya. Encontrar los sitios ya no es fácil, antes había una Wiki que ahora funciona malamente y dentro de este lugar los sitios cambian constantemente de nombre y de lugar pero bueno… yo dije como entrar tampoco prometí dar más información pero vamos… aquí está Wikileaks, sí, y también algunos grupos de esos que salen en los periódicos todos los días y no, no les pilla ni la NSA.

Pues eso es todo por ahora, no os vayáis si queréis seguir conociendo secretos (a voces, ya lo sé) que ahora escribiré un artículo sobre los Bitcoins, que es lo que se usa en la Deep Web para comprarse ese riñón que, seamos sinceros, es probable que nunca te llegue.

Bueno, os dejo ahora unos vídeos para que no durmáis. Hay que saber inglés y eso, como siempre.

Video: Top 15 TERRIFYING Deep Web Facts

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here