allo-google-ed

Bueno, parece que hoy mismo nos llega Allo, la nueva app de Google que pretende desbancar al Whattsapp y tiene bastante buena pinta pero ya sabemos que meter estas cosas en el mercado es bastante difícil y estos señores ya lo saben con esa cosa de Google+.

Pues la gran novedad de Allo es que incorpora la IA travestida en un asistente virtual que nos ayuda y demás, que no es ni hombre ni mujer por cierto. Bueno, entonces estás hablando con tu amigo y no te acuerdas de quién protagonizó Doctor Zhivago pues nada, vas y le preguntas a Google (hay que poner @google) y esa maravillosa IA te da la respuesta (que creo que era Omar Sharif, tres puntos). La IA de Allo también nos va a servir para elegir restaurante y demás cuestiones. Se junta con Google Maps y YouTube y te da la respuesta (y ya sabemos que a partir de ahí puedes interactuar y demás).

Pues otra novedad más. Ahora falta ver cómo reaccionan los usuarios a este nuevo invento que, francamente, no lo veo como para dominar el mundo pero siempre me equivoco en todo. Sí, Google no lleva buena racha con eso de las Glasses o su querida red social pero a ver qué tal les va con esto. Debe estar bien porque la respuesta de Facebook, hace unos días, fue casi inmediata y dijeron que ellos también iban a empezar a emplear IAs. Bueno, pues nada, la carrerita ha empezado y recuerden que hace unos pocos años jugábamos al come-cocos y hoy tenemos el Call of Duty (aunque también el Pokémon Go, y eso igual no habla muy bien de la evolución de la cabeza humana).

De todas maneras, y reconociendo que la IA está en pañales y se puede hacer cacota por todos lados y que yo a esto no lo llamaría IA, sí que nos clarifica un poco el camino de por dónde van a ir los tiros en el futuro: reducción de los datos que vamos a manejar porque eso lo harán los ordenadores. Sí, antes si en una conversación no sabías lo de Omar Sharif pues tenías que preguntar a tu primo el del quinto o cosas similares. Ya no y el telefonito (que pronto lo tendremos instalado en la cabeza, ya verán) nos dará la respuesta. Sí, muchos educadores perderán su trabajo porque ya no será necesario recordar la lista de los reyes godos (que era lo único que se sabían) así que a lo mejor podemos emplear la cabeza para empezar a relacionar (que es a lo que llamamos inteligencia).

En unos años veremos cómo evoluciona esto pero no se asusten porque me temo que eso de la IA para una aplicación que lo único que hace es elegir el restaurante chino más cercano a través de la geo-localización… no lo veo el gran avance científico de la humanidad ni nadie debiera colgarse medallas por eso (ésta viene a ser la parte comercial de la app, que supongo que es la que les dará dinero y por eso hace tanto inciso en ella).

La otra parte, la del asistente, ésa sí puede tener parte de IA aunque, supongo, se basará en el análisis de probabilidades. Dícese: le pides salir a una chica pues tenemos el 99,9% de posibilidades de que te diga que no (probablemente por frikis), pues eso, aplicamos posibles respuestas y cuando le preguntemos al robotejo que si quiere ir a cenar con nosotros y nos demos cuenta que nos parecemos más al de Mr Robot de lo que queremos reconocer, el robotejo nos contestará, tras el análisis probabilístico similar al de una máquina de ajedrez: no, mi corazón es que está ocupado porque me han hecho demasiado daño. Supongo que, resumido, viene a ser eso.

Por cierto, en War Games no era más que eso, una aplicación de posibilidades cuasi-infinita que terminaba en cero, así que a tomar viento.

Bueno, os dejo que ya se me va de madre esto. Que disfrutéis de la app si os la ponéis.

Video: Say hello to #GoogleAllo