the_soviet_union_1971_cpa_4027_stamp_fyodor_dostoyevsky_after_vasily_perov

Lo primero es lo primero y luego hablamos de moda. Pues hoy os traigo otro clásico de la literatura. Si puedes parar de darle un momento a los corazoncitos en Tinder tal vez busques tiempo para leer este libro y a lo mejor, si alguna le da también al corazoncito y logras quedar con ella, pues igual te puedes tirar hasta el pisto.

Bueno, pues va de un padre muy malo y unos hijos y un criado y que al final el papá termina mal y nadie sabe quién ha sido, forastero. Así que se monta el pitote y se trata de averiguar quién mató a Harry y bueno, si lo leéis al final os lo cuentan.

Los links:

Epub

EPUB_logo.svg

Pdf

pdf-icon

Mobi

mobi_logo

Lo escribió un tal Dostoievski, al que le gustaban más los casinos que a mí el whisky, que se casó varias veces y si le veis con esas barbas ya os lo cuento yo porque sé que os lo estáis preguntando: no, no era un hipster porque en aquella época se llevaban también las barbas así aunque la gente no iba en bicicleta sino en carruaje. No todos los escritores llevaban semejantes pintas aunque los dos más importantes sí y aquí tenemos otro ejemplo de Tolstoi, que también parece que se apuntaba a la moda (aunque le faltaban los dos galgos).

l-n-tolstoy_prokudin-gorsky

Por ejemplo, y ya seguimos con los rusos, Gogol para nada seguía la moda e iba más bien a la moda de París (y por cierto, a Tolstoi es que le gustaba bastante tocar las narices).

nv_gogol

Había también otro tipo de barbas (y seguimos más o menos en la época, es decir, que no había móviles). Éste es el señor Turgeniev, que escribía unas ñoñadas muy bonitas que hacía las delicias de las niñas y los niños enamoradizos de la época.

ivan_turgenev_2

Luego estaba el estilo patilla Grease, aquí ejemplo de Pushkin (luego se puso de buen ver según pasaban los años).

portrait_of_alexander_pushkin_orest_kiprensky_1827

Y ya, con el paso del tiempo, las modas cambiaron hasta que llegamos al modelo más o menos clásico de Nabokov.

vladimir_nabokov_1969b

Venga, que seáis buenos y a seguir con el Tinder que… ¡hoy ligamos seguro!

Bueno, y ya para terminar un vídeo del Cosmopolitan. Pero no os olvidéis que está rodado en New York y no intentéis hacer esto cuando volváis al pueblo que igual no mola tanto allí. Y tampoco os paséis con el aguardiente casero que luego confundías a la rubia del vídeo que pega saltos con la prima del pozo y no, no son las mismas.

Video: When I Say Hipster, You Say… | Hello Street Style