Pokemon_Go

Bueno, he visto la televisión al final, sí… porque era mucho y no pude resistirme. En una cadena llamada Antena 3 han sacado un programa llamado Cuatro Milenio Zoom en la que hablan de actualidad, discuten… arañan audiencia (ejem). Bueno, que ni cortos ni perezosos –más o menos como yo ahora- se unen a la moda y, ¿de qué van a hablar? Pues de Pokémon Go, ¿de qué si no? Pues bueno, comienzan que si zombificación (ésa palabra creo que no existe, pero estoy totalmente a favor de inventar en palabras)… y que el problema viene de Nueva York –ejem, de dónde si no- y que parece ser que de cada 100 pederastas condenados, 57 tienen la aplicación instalada. Ejem, total, que se les ocurre a dos legisladores que lo que hay que hacer es prohibirla (no si ya se ha prohibido en varios lugares por motivos varios y bastante surrealistas).

Segundo problema: que te chocas contra las farolas y que te caes de los balcones por jugar al jueguecito (como siempre, la culpa es del juego, claro). Luego hubo en Baltimore (preciosa ciudad por cierto) en el que iba uno jugando al Pokémon mientras conducía –ya la cosa pintaba bien-… total que se choca contra otro coche… ¡de la pasma! Luego parece que si juegas al jueguecito te puedes colar en la casa de otro y sale el dueño, saca la recortada y adiós Pokémon y adiós a la madre que tanto te quería.

Otra cosa que cuentan… que Pokémon Go ha superado como término en Internet a… ¡la pornografía! Luego dicen que lo en realidad es este juego es una herramienta de control masivo y que si teorías conspiratorias… bobadas que si la CIA está medio detrás de todo esto… bah. Luego ya se van a España y parece ser que se roban móviles por culpa (claro) del jueguecito. En fin, también le podemos echar la culpa a Samsung, no te fastidia.

Sí, me he instalado Pokémon Go y he jugado un ratillo pero no fue de mi agrado y me duró una media hora instalado en el móvil. Pero que no lo juegue no quiere decir que no reconozca el mérito de Niantic (la empresa que fabricó esto) y la campaña de márketing que esto conlleva. Antes de esto, yo mismo había jugado a otro de realidad aumentada prácticamente igual que este otro. Era ir por ahí captando edificios, les hacías una foto y tu equipo ganaba puntos (tu equipo, ahí creo que estaba el error). Se corrigen los errores, se hace una aventura pseudo-individual (supongo que luego sería cooperativa, prácticamente todos los juegos hoy en día lo son). Total: un éxito sin precedentes en la historia de los video-juegos. Sí, esto durará unos meses y en un año ya nadie se acordará del dichoso Pokémon (yo jugaba a Los Simpsons y también lo he abandonado, y eso que era el sacrosanto Homer).

¿Y sabéis qué? No hay conclusión ni moraleja porque flipé cuando me enteré que la NSA usaba el Angry Birds para espiar a la gente y fliparé si ahora la CIA está usando esto para recopilar información pero todo puede ser porque cada día alucino más en este mundo de realidad aumentada (eh, que me encanta, ojalá hubiese tenido veinte años menos para haber estado pegado al móvil y no emborrachándome, que era básicamente lo que haciámos).

Pues nada, ya sé que no ha habido mucha sabiduría en este post pero es que tampoco entiendo muy bien qué problema tiene el jueguecito de las narices. ¿Que preferirías que tu hijo estuviese leyendo a Schopenhauer? Pues mira, es lo que toca y nadie lee a ese tío a los trece años y si eres un bicho raro las chavalas no te hacen ni caso porque no socializas y ahora, lo que mola, es jugar al Pokémon Go este y así se hacen amigos que es lo mismito que buscábamos en mis tiempos cuando nos íbamos a tomar copas. Sí, cambia un poco el escenario y no hay ya tertulias para hablar de Schopenhauer porque (y lo he leído) este señor está más pasado que el cangrejo español antes de que viniese el americano y terminase con él. Las cosas cambian, lo queramos o no. Y los que hablaban en el programa ese, con ya sus añitos por cierto, tienen mi calificativo: pasados de época. Peeeeero… manda la audiencia y la audiencia en televisión no creo que, a esas horas, sea la de los chicos de quince años.

Que seguramente estarían jugando al Pokémon con unos amigos.

Hacen bien.

Video: Pokemon Go| Crazy people COMPILATION