Bueno, de todos es sabido que los guionistas últimamente no se machacan mucho el tarro y los productores parece que quieren apostar a lo seguro (no he visto la última de Ghostbusters y ni ganas que tengo). Ahora, y creo que firmada por una productora francesa, nos llega ese clásico de los… ¡¡¡¡Setenta!!!!! Bueno, pues nada, que este fin de semana me veré Ben-Hur (la moderna, claro) y esta cosa moderna también llamada Heidi (estoy siendo irónico, a ver qué encuentro por ahí). La cosa esta de Heidi encima está basado en una novela de un escritor alemán que se titulaba Heidi: her years of wandering and learning (en almán queda mejor aún, Heidis Lehr- und Wanderjahre). Aparte de la famosa serie de dibujos, tiene mogollón de adaptaciones que no he visto pero que si tenéis ganas, no sé, aquí vienen.

Heidi_DVD_1

Yo, desde luego, no los he vivido ni conozco a nadie que lo haya hecho pero… en los años 30 había gente que arriesgaba capitales enormes y movía fortunas para producir historias que nadie había visto y verdaderamente el cine se convirtió en lo que hoy es porque dentro del cine existía gente, a los que podemos llamar ‘artistas’ si queremos, que soñaba, imaginaba, sentía cosas no sé… y no se les ocurría hacer un remake tras otro. Sí, lo de las películas como churros también se hacían es cierto, y el tiempo nos ha filtrado los resultados y ahora sólo nos queda lo mejor pero… tengo la impresión que en los últimos años (antes decía diez, ahora digo cinco) la calidad del cine ha bajado bastante. Cierto es que nunca voy al cine porque no dejan fumar y los asientos son pequeños y ahora vivo en un sitio en el que no puedo ir a ningún sitio sin coche pero… no creo que en esos cines de gafa-pasta estén echando ninguna maravilla. De todas maneras, por algo llamaban a los 40 la época dorada de Hollywood.

En literatura, y no sé por qué, pasaba un poco lo mismo. En esos años (cambiando un poco las fechas nada más, y bastante poco) había gente que se arriesgaba y buscaba nuevas formas de expresión y nuevos caminos y bla, bla, bla. No sé si la culpa es de internet (que ya ni lo descarto, pero sigo diciendo que cuando hay una muerte la culpa es del que empuña el cuchillo, no del cuchillo en sí) o de la masificación… o tal vez de la vuelta a una moral retraída que nos hace buscar lo fácil porque, seamos sinceros, en épocas de crisis lo único que queremos es, primero, el sustento y luego ya veremos (y las noticias de desahucios y demás no animan mucho a la creación poética).

Recuerdo que ya en los noventa tenía idéntica sensación, que aquello no eran los ochenta y en los dos mil ni te cuento y en estos añitos que van del dos mil diez… la cosa va chunga (salvo El Lobo de Wall Street, claro). Ahora estamos todos esperando a que la crisis se solucione de manera mágica como si esperásemos al Mesías porque nos han dicho los economistas que esto va por ciclos y que, más o menos, todo depende del tiempo y que ya pasará (pero mientras anuncian una macro-crisis devenida de que la anterior no se ha solucionado). Como esto ya va durando demasiado (porque diez años de matrimonio es mucho y deja huella, ejem, ironía), pues se nos está quedando en nuestras cabecitas algo así como ese espíritu de derrota que no sé yo si vamos a poder superar, volvamos a la bonanza o no (que parece ser que tampoco, auguran los expertos, la cosa no mejora).

En fin, lejos de criticar, a veces está bien recordar y para los amantes de los dibujos, a lo mejor recordar esto de Heidi no está mal. Yo es que no la veía, lo siento, a mí me iban las de animales (sí, igual de ñoñas, que lo reconozco). Si hacen una de los ositos tampoco pienso ir a verla porque me pasé meses llorando (ha sido peor que ahora que me he separado, al menos ahora puedo tomarme unas copas). Lo de Jackie y Nuca fue mucho, ¡Dios qué mal!

Hala venga, a llorar que encima vamos a escuchar la cancioncita (por cierto, no sabía que también era japonesa). Venga, a cuidarse.

Video: Jackie y Nuca [Canción Intro Oficial] Español – Castellano HD