Corrida de Toros en Las Ventas, Madrid. ©PromoMadrid, autor Max Alexander”
Corrida de Toros en Las Ventas, Madrid. ©PromoMadrid, autor Max Alexander”

Voy a escribir unas palabritas en español que hace tiempo que no lo hago (y nadie lo ha notado, qué extraño).

Bueno, yo estoy más feliz que una perdiz en mi querido país y los periódicos son de lo más alentadores. No, no vivo en España (joer, qué bueno sería eso), vivo en un lugar llamado Hispaña que está presidido por un tío muy majo llamado Ali-Babas. Ali-Babas tiene un partido político a los que todos llaman los 40 Ladrones (no me pregunten, a mí me parecen una gente de lo más decente y capaz). Yo en particular lo de los 40 Ladrones lo considero mejor que lo del Partido Porfiria, que siempre lo he visto bastante inadecuado, sobre todo ahora que en Hispaña hay un caso de contagio, pero bueno, también en los Estados Reunidos ha surgido algo así que… mejor nos callamos.

Por cierto, voy a poner publicidad en esto a ver si me da unos milloncitos como a Rodrigo Minuto… joder, 3.000 euros en un día en bebidas alcohólicas. ¡Campeón… pero Champions de los Champions! ¡Y mi madre que opina que estoy alcoholizado! No, querida madre, si este tipo es capaz de trincarse 3.000 pavos en whiskeys y además ser ministro y además “dirigir” un banco… ¡qué no podré hacer yo con apenas una botellita de whiskey en el cuerpo! Pero no, chicos, no creáis que el alcohol es bueno. Sólo los seres excepcionales como Rodrigo Minuto son capaces de arruinar una entidad financiera y gastarse 3.000 euros en un día. No, los demás mortales nos tenemos que conformar. ¡Qué gente más excepcional nos gobierna!

Además, de cara a ese buscador tan famoso que me pone la publicidad y me hace la vida tan agradable… sí, he dejado de fumar. La peste a tabaco es que tengo la costumbre de tirarme un cenicero encima según me levanto porque soy así de gili… ¡Dejad de fumar! ¡Qué malo es fumar, leche! (Pausa, que me estoy haciendo una pipa para no fumarla… ¿o mejor me enciendo un puro pero no me lo fumo? Lo dicho, mamá, que lo he dejado todo. Sé que antes era poli-alcohólico (aclaración: esta palabra no significa que todos los policías sean alcohólicos, no –ya, en fin… aunque tampoco viene a negarlo, jeje-). Todo este farragoso párrafo tiene que ver con la nueva política de NoSense de que no se puede hacer promoción del alcohol y del tabaco si se pone publicidad de NoSense así que…. (hay que pagarse los puros, leche). ¡Uhhhh, qué mal el tabaco! ¡Que vuelva la ley seca otra vez!

Hoy me he enterado que la R.A.E. ha aprobado el uso de palabras como tuit y mileurista… ¡Qué tíos! ¡Otra institución a la que le tengo un respeto feroz! Además, estos tíos siempre han sido famosos por estar a la última. Joer, ¡y con twitter encima! Ya les veo yo chateando con el último modelo de Apple. Por cierto, si observáis alguna faltilla de ortografía…. Me paso por cierto sitio lo que diga la R.A.E. No es que a partir de ahora vaya a poner baca con uve pero…. Que me la sopla un poco, vamos.

Otra cosilla, voy a intentar hacer esto todos los días. Si tenéis quince años, vais a misa, estáis contra la cocaína y el whiskey… hay lecturas súper-interesantes en colecciones tipo Barco a Vela y esas cosas. Echadle un vistazo y no os ensuciéis la mente con mis porquerías, ¿vale?

Por si no me conocéis, adoro Foogle. ¡Qué gran compañía! No, no putea como las otras ni te paga una miseria por 10.000 visitas, no…. ¡Viva Foogle! (Esperemos que no hayan inventado un captador de ironías aún, ejem).

Bueno, me piro que parece ser que hoy como. ¡Qué gran país!